Edición Nro. 103 - Mayo 2018

DÓNDE NACIERON

NOTA 1

La revista institucional Realidad Profesional (RePro) ha contado la historia de muchos colegas. Profesionales únicos en su localidad, aquellos que se destacan por alguna actividad atípica o particular, los que asesoran de manera desinteresada a entidades de bien público, e incluso a los matriculados en esta institución que viven fuera del territorio bonaerense. En esta sección, RePro compartirá las experiencias de colegas que lo que tienen de particular lo llevan consigo desde que vinieron a este mundo: nacieron fuera del país.

La Dra. Yamawaki, de visita en Japón, becada para estudiar.
"Mi vida la hice en Argentina, son más de 50 años de vivir acá. Hice mi carrera, desarrollé mi trabajo, tuve a mis hijos. Mi patria es ésta”

De Colonia Fram a La Plata, un camino de ida

La Dra. Yuka María Yamawaki (Delegación La Plata) nació en Colonia Fram en el departamento de Itapúa de Paraguay. Su padre llegó desde Japón al país limítrofe impulsado por la corriente migratoria producto de un acuerdo que también incluía a Bolivia. Su madre arribó después para casarse y dedicarse, juntos, a la agricultura en una zona donde escaseaban las herramientas pero sobraban las ganas. Allí nació nuestra colega, hoy radicada en la Comunidad japonesa de Colonia Urquiza, en La Plata.

“Teníamos familiares en Argentina y nos mandaron a llamar. Nos vinimos cuando tenía 3 años y medio y mis padres se dedicaron a la floricultura. Primero como jornaleros, luego medieros y después lograron con mucho sacrificio tener su propiedad y ser independientes”, detalla la colega quién actualmente encabeza un estudio contable.

Otro recuerdo de su viaje al país de sus padres para capacitarse sobre administración de flores en el modelo cooperativo.

“La educación era un tema importante para mis padres”, recuerda la profesional quien asegura que “ellos hicieron mucho sacrificio, saliendo de un Japón tras la guerra. No querían que sus hijos tengan que hacer el mismo sacrificio, al menos yo, que era la nena de la casa”. La profesional completó sus estudios en La Plata, a pesar de que en ese momento las líneas de colectivo no llegaban hasta la zona de residencia. “Mi sueño siempre fue estudiar Ciencias Económicas porque tenía un poco de idilio con los bancos. Mi papá tenía la costumbre de cuando tenía que ir al banco se bañaba y se cambiaba. Para mí, era un lugar importante el Banco”, recuerda.

El idioma español y el japonés se intercalan durante toda su vida pues “mis padres cuando trabajaban se comunicaban en japonés. En casa de hablaba y yo estudie el idioma. Con los vecinos también lo hablamos hasta el día de hoy. En cambio con mis hijos no tanto, pero es algo que hizo que mi profesión se pueda desarrollar en la Colonia, ya que muchos vecinos necesitaban de alguien que los entienda para poner al día sus números”.

Al ser consultada por su país de nacimiento, cuenta que “volví a Paraguay, pero no lo siento como mi lugar. Mi vida la hice en Argentina, son más de 50 años de vivir acá. Hice mi carrera, desarrollé mi trabajo, tuve a mis hijos. Mi patria es ésta”. En cambio, la herencia japonesa la siente muy cercana, y su familia y el trabajo se alinearon para que esto no pase desapercibido: “Viajé a Japón a visitar familiares y también becada para estudiar. Como en la zona de la Colonia una de las actividades más importantes es la floricultura, colaborando en la gestión de un mercado de flores, me dieron la posibilidad de ir a estudiar formas de administración y comercialización de flores bajo el modelo cooperativo”.

Sobre el final, agrega que “con mi profesión logro devolver lo que la gente te brinda, afecto y solidaridad y sentirte útil en algo es impagable”, mientras reconoce que las nuevas generaciones de la Colonia continúan con el trabajo pero con otras técnicas como su hijo, de 28, dedicado a la floricultura. “Son más jóvenes, asumen otros riesgos y tienen más confianza. Eso hace que mejore la producción”, sintetiza.


TAGS •

Yuka María Yamawaki, La Plata, Floricultura,
Vorknews Sistema para diarios online