Edición Nro. 104 - Julio 2018

50 AÑOS EN LA MATRÍCULA

PARTE 02

Tres colegas de distintos puntos de la Provincia son parte de este selecto grupo de profesionales que están cumpliendo, nada más y nada menos, que cincuenta años desde su matriculación en este Consejo Profesional. En honor al homenaje que merecen todos ellos, RePro se paseó por la Provincia visitando al Dr. Félix Acha en Dolores (Dlg. Gral. Pueyrredon); al Dr. Hugo López Aranzasti en Pilar (Dlg. San Martín) y al Dr. Rubén Gabriel en La Plata. Luego de cada charla quedó en claro que el camino aún es de ida. 

Un chico de pueblo

El Dr. Félix Acha, en su Estudio, junto al equipo de trabajo que lo acompaña cada día.

Dolores no tenía ni un Contador Público cuando el joven Félix decidió que sería un profesional de las Ciencias Económicas. La casa de una tía en el barrio porteño de Flores lo vio crecer como persona y de a poco convertirse en lo que es hoy: el Dr. Félix Acha. “Desarrollé mis estudios primarios y secundarios en Dolores. Ya en 5to. año me empezó a rondar en la cabeza qué iba a estudiar y resolví Ciencias Económicas porque me gusta la parte numérica y también porque acá no había ningún Contador”. Corría el año 1959 y algunos colegas de Mar del Plata se llegaban hasta su localidad para atender clientes pero ninguno se establecía completamente. “Yo aterricé con mi flamante título y mi oficina. Siempre decía que con una mano agarraba el Diploma y con la otra el Cóndor” (Empresa de micros que unía la Capital Federal con Dolores).

Siempre le decía a mis compañeros que con una mano agarraba el Diploma y con la otra el Cóndor

El paso por la Universidad lo recuerda con mucho afecto producto de haberse convertido, con el paso de los años, en una época soñada. “No era tan común que lo chicos se vayan a estudiar. Solía estar hasta más de un mes sin venir a mi casa. Recuerdo que tomaba un colectivo que tardaba 50 minutos hasta llegar a la Facultad. Hice un excelente grupo de amigos que hoy están desparramados por todos lados”, comenta.

Tras dejar las aulas de la Universidad de Buenos Aires, la tarea profesional le dio un baño de realidad que recuerda con humor: “Me fui a trabajar por un año a uno de los estudios más grandes de Mar del Plata. Recuerdo que había salido una moratoria de rentas y yo les preguntaba qué había que hacer porque no entendía nada”.

Ya instalado en Dolores, el estudio de a poco empezó a crecer a base de “hacer declaraciones juradas de impuestos en formularios que nos daba la DGI a lápiz. Lo único que tenía era una maquinita de sumar a manija”. 

La vida que se alarga

“El balance es bueno, si miro para atrás”, reconoce. La profesión, con sus idas y vueltas, conforma al colega quien declara que “la perspectiva es buena, lo haría de vuelta. Ya al final del camino, estoy conforme con lo que hice”.

La familia se entremezcla en la charla y hace un buen balance de sus activos: “tengo dos hijas, una es médica y la otra veterinaria. Una de ellas siempre cuenta que cuando terminó el Secundario sabía que tenía que continuar estudiando. Yo no terminé nada, ahora tengo que seguir, decía”.
Sobre el final, recordó con emoción lo que vivió ante la graduación universitaria de ellas. “Es una maravilla. Es la vida de uno que continúa, se te alarga un poco”, finaliza.

 

Referente de jóvenes profesionales

Cuando el Dr. Rubén Gabriel había alcanzado la graduación universitaria ya se desempeñaba en un estudio contable gracias a la posibilidad que le dieron de formarse en la profesión. “Gracias a eso, cuando me recibí, ya tenía suficiente experiencia”, recuerda. Esa misma lógica la utilizó cuando le tocó a él estar frente a un grupo de trabajo y hoy incontable cantidad de colegas recibieron sus consejos.
Su historia comienza en Gualeguay, Entre Ríos. En 1962 llegó a La Plata junto a cuatro amigos para comenzar el sueño del título universitario. “De los cinco, tres nos inclinamos por las Ciencias Económicas. Toda la carrera la cursamos y la finalizamos juntos. Al inicio vivíamos en una pensión y luego nos mudamos a un departamento. Se disfrutaban mucho esos días. Nos encontrábamos con compañeros en el Comedor Universitario de 1 y 50, que formaba parte de un rito”, evoca al ser consultado por su época de estudiante.

El Dr. Ruben Gabriel llegó desde Entre Ríos a La Plata junto a un grupo de amigos y se radicó en la Capital de la Provincia.

La profesión independiente siempre lo cautivó y por eso, ni bien pudo, alquiló una oficina en el mismo edificio donde vivía con sus amigos-colegas y abrió allí su primer estudio contable. “Siempre tuve la filosofía de trabajar en equipo de profesionales, lo que me permitió que muchos estudiantes pasaran por el estudio. Algunos se quedaron y otros siguieron viaje a sus lugares de origen. Uno se actualiza al trabajar con gente joven, te permite estar al día”. Incluso el colega recuerda que el actual Presidente del Consejo, el Dr. Hugo Giménez, dio sus primeros pasos en la profesión en su estudio.

Uno se actualiza al trabajar con gente joven, te permite estar al día

Seguir, siempre seguir

“Sigo trabajando activamente, ahora junto a mi hijo Contador y otros colegas. La profesión te lleva a especializarte, por eso tenemos muchas facetas. La forma de trabajar es en equipo, siempre lo pensé y tuve la suerte de formar a otros”, insiste el colega quien a pesar de haber podido volver a Entre Ríos, se quedó en la capital de la Provincia y formó su familia.

Si bien destaca que “es una profesión muy especial, que realmente se lleva parte de tu vida porque uno vive los problemas de los clientes”, también reconoce que “soy una persona que está contenta de haber ejercido esta profesión, la recomendaría a aquellos que les guste ejercer una profesión libre”

La profesión como bandera

Me gusta todo de la profesión. Si hay un problema, hay que resolverlo”. Así comenzó nuestra charla con el Dr. Hugo López Aranzasti (foto), nacido en Pilar y dueño de un fuerte compromiso con la profesión. “En el estudio hacemos Impuestos con mucha profundidad. Algunos solo llenan planillas, pero nosotros asesoramos en Impuestos. Tenemos desde monotributistas hasta empresas multinacionales del Parque Industrial. Eso nos obliga a estar en tema al cien por cien y con una variedad de conceptos bastante importante”, indica con firmeza.

Soy autodidacta, y además del material que recibo por suscripción, investigo mucho por mi cuenta

Al momento de recordar sus inicios en la profesión, nos contó que era docente secundario y viajaba a Buenos Aires a cursar la carrera de Contador. “Entré en la Municipalidad de Pilar a los 18 años pero al tiempo me di cuenta que no avanzaba con la Facultad, así que me radiqué en Capital para poder recibirme y comencé a trabajar”.

En su vida todo fue un aprendizaje constante. Durante sus años de estudiante “no había apuntes, se leía todo de libros americanos traducidos en México y las materias que ahora son cuatrimestrales, eran anuales". 

"Soy autodidacta", se confiesa, "y además del material que recibo por suscripción, investigo mucho por mi cuenta. Mi mujer es igual; pusimos el Estudio en el año 1970 y seguimos juntos como matrimonio y profesionales. Hoy brindamos un asesoramiento integral en un abanico importante de ítems y con actualización permanente”.

Siempre activo

Durante la charla se hizo mención a que, jubilado desde 2006, mantiene su matrícula activa. Ante la consulta, el colega da por sentado que aún queda mucho por hacer y que entre la profesión y él existe un vínculo estrecho.
La responsabilidad lleva a comprometerte con lo que haces. Lleva a tener vergüenza por si algo te sale mal. Y el compromiso por estar siempre actualizado hace que el Estudio sea siempre joven”, destaca y cierra: “Estamos desbordados de trabajo. A veces, es una profesión enfermante. Pero la elegí y me gusta”.

Además de los Dres. Acha, Gabriel y López Aranzasti, también son reconocidos por la institución las Dras. Marta Julia Busso y Ángela Susana González y los Dres. Pascual Alberto Torga, Carlos Ernesto Pisani, Oscar Alberto Parrotta, Edgardo Oscar Lombardo, Pedro Daniel Ceci, Raúl Alfredo Lenzetti, Enrique Eriberto Etchegaray, Félix Rodolfo Gambini, Eduardo Daniel Loguzzo, Carlos Augusto Giacobini, Rubén Luis Parodi, Américo Pedro Despuy, Carlos Luis del Frade, Jorge Fernando Picabea, Hugo Héctor Santo Domingo, Alberto Oscar Buamden, Roberto Agustín Estévez, Mario Miguel Giacobbe, Héctor A. Rodríguez Fenocchio, y Roberto Pablo Sommer.


TAGS •

La Plata, Félix Acha, Dolores, Hugo López Aranzasti, Pilar, Rubén Gabriel,
Vorknews Sistema para diarios online