LOS ÚNICOS

Si bien la expresión "Indio Rico" es relacionada por investigadores con la voz araucana úlmen que significa cacique poderoso o jefe rico, la denominación proviene del arroyo homónimo que pasa a 7 km. de la localidad.

De esta ciudad de alrededor de 1200 habitantes es la Dra. Mariela E. Leoz, quien se desarrolla como profesional matriculada en una sucursal del Banco Nación y posee además su propio estudio donde atiende a clientes y vecinos.

“Tengo una pequeña oficina en la que trabajo casi todos los días de la semana de 18 a 20 y si algún día no estoy, como es un pueblo chico, acuerdo con mis clientes algún horario especial para atenderlos”, explica.

Por la zona en la que se encuentra Indio Rico, asesora principalmente en aspectos agropecuarios aunque también lo hace con pequeños monotributistas con relación a comercios y transportistas: “Lo fuerte acá es el agro por lo que me especializo más que nada en IVA, Ganancias y muy poco leyes sociales, ya que es un pueblo donde trabajan más que nada familias”.

Para realizar sus estudios universitarios se trasladó hacia Tandil y se recibió como Contadora Pública en la Universidad Nacional del Centro (UNICEN). Tras 6 años volvió al pueblo que la vio nacer y cuando regresó, obtuvo una oportunidad de trabajo en Coronel Pringles donde vivió hasta 2014. Luego decidió rendir un examen para ingresar al Banco Nación y sucedió que se encontraba disponible un lugar para un contador en la sucursal de su pueblo.

  • Vista aérea de Indio Rico.
  • Centro cultural.
  • Parroquia Nuestra Señora Del Carmen.
  • Plaza principal.
  • Escuela Primaria Nº8 Nuestra Señora Del Carmen.

“Cuando volví trabajaba en relación a mi profesión pero más que nada asesorando a mi familia. Luego me quedé con algunos clientes de Pringles y, a mediados de 2015, se fue acercando más gente. Al principio estaba más tranquila y tenía más tiempo libre pero actualmente estoy con mucho más trabajo por lo que tengo una persona que me ayuda”, agrega.

Sobre las bondades de Indio Rico, la Dra. Leoz destaca que se trata de un lugar muy tranquilo y lo considera ideal para formar una familia. “Me crié en el campo y viví ahí hasta que me fui a estudiar. Hoy por hoy tengo una bebé de 4 meses por lo que es algo ideal estar en mi pueblo por la tranquilidad de ver a los chicos jugando en la calle, todos nos conocemos y todos sabemos dónde están nuestros hijos”, detalla.

En su tiempo libre, la profesional disfruta de salir a andar en bicicleta y caminar para despejar un poco la mente y “salir del encierro y los papeles. En un día típico me levanto temprano para ver qué novedades salieron en la página de la AFIP y algunas web para tener información de lo que está pasando, luego entro al Banco y al mediodía vuelvo a mi casa a almorzar. Por la tarde cruzo dos pasos y estoy en mi oficina, que antiguamente era el garaje, donde me pueden encontrar de 18 a 20”.

Los días transitan de una forma pacífica y tranquila, y la manera en que se desconecta de la profesión y los números se ve alterada por una sola cosa. “Este año creo que elegiré caminata, porque tengo que llevar el carro de mi bebé”.

Vorknews Sistema para diarios online