JURAMENTOS

Un joven profesional, un experimentado colega mendocino y un apasionado por las nuevas tecnologías se cruzaron en un acto de juramento llevado a cabo en la Sede del Consejo Profesional el pasado mes de mayo. Además de tener en común las ciencias económicas, los tres se hicieron un tiempo para dialogar con RePro Digital y responder a nuestras preguntas.

 

Todo por hacer

Llegado desde El Talar, partido de Tigre, el Dr. Christian Vásquez (matriculado por la Delegación San Isidro), aseguró que siempre le gustaron los número y que en un principio pensaba estudiar el profesorado de matemáticas. Pero ya en la recta final del secundario, y como los últimos tres años eran orientados a la Economía y Gestión de las Organizaciones, “tuvimos materias como contabilidad y eso me interesó mucho más”. Siendo el primer profesional universitario de la familia, la decisión la tomó con suficiente compromiso: “En el último año del colegio adelanté una materia mediante el programa UBA XXI. A partir de ahí estudié, primero, en las sedes de Tigre y Pilar y luego en la sede central en Capital”.

Consultado sobre la experiencia de pasar por la Facultad, asegura que fue muy grata ya que conoció muy buenas personas, pero por sobre todo excelentes profesionales. Quizás fue ese ámbito de aprendizaje constante lo que hizo que sobre el final de la carrera incursionara en la docencia: “Para muchos la Universidad es un proceso difícil, pero yo lo disfruté. Ahora doy clases y mi idea es seguir creciendo en el ámbito académico. Doy materias de primer año: Análisis Matemático y Álgebra. De cada profesor que tuve me llevé algo que ahora utilizo en mis clases. 

Lo más importante para un docente es que el estudiante entienda y que no se hable en un lenguaje muy elevado y se respondan todas las preguntas”.

Sobre la relación con sus alumnos comenta que tras la finalización de la cursada, comparte una charla que se distancia de los temas de la materia pero que tiene que ver con la vida universitaria: Muchos culminan el primer año con estas materias y no saben cómo seguir el año siguiente o qué trámites deben hacer, y como a mí también me pasó de no tener esa información, quiero que ellos lo sepan.

Sobre el final de la charla nos contó acerca de una idea que tiene con un amigo abogado de poner un estudio jurídico y contable. “En unos años me gustaría tener realizado este proyecto y poder sumar más colegas para trabajar juntos, al mismo tiempo de poder seguir creciendo en la docencia, porque es algo que disfruto mucho”, concluyó. 

De Mendoza para todo el mundo

Matriculado en varios Consejos Profesionales de distintas provincias, el Dr. Antonio Torre se incorporó a la institución debido a su demandante trabajo: “Tengo un estudio con un colega que es casi como un hermano, estamos juntos en esto desde que nos recibimos. Recorrí el país y el mundo gracias a las Ciencias Económicas. Tengo clientes de Canadá, EE.UU., Australia e Inglaterra. En algún momento visité las casas centrales de esas compañías que se radicaron en Mendoza”.

Los cientos de kilómetros que lleva acumulados fueron posibles también gracias a la capacitación constante que fue, según sus palabras, claves para poder desarrollarse profesionalmente. “Me vi obligado a perfeccionarme con cursos y congresos a nivel internacional”, detalla. Pero todo tuvo un comienzo y eso fue en su ciudad natal: “Yo iba a la escuela secundaria Liceo Militar General Espejo de la ciudad de Mendoza. Me gustaban mucho los números pero estaba indeciso entre seguir Ciencias Económicas o alguna carrera de Ingeniería. Nos hicieron un test vocacional y de ahí resultó que terminé inclinándome por esta carrera”. 

Los recuerdos afloran a la memoria del colega cuando le pedimos que nos describa esa época de estudios. “En el Liceo recuerdo que al ser un colegio Bachiller nunca habíamos visto Contabilidad y por eso me costó mucho el primer año de la Universidad. Pero una vez que le agarré la mano me encantó”, asegura. No siempre los tiempos fueron prósperos y cuando la economía familiar lo necesitó, el profesional no dudó en tomar las decisiones oportunas y dividir el tiempo entre estudio y trabajo. Esa necesidad se juntó con un espíritu emprendedor y como resultado se dio un cambio de casa de estudios (de la Universidad de Cuyo, donde se cursaba durante el día, a la Universidad del Aconcagua, donde se hacía de noche y eso le permitía trabajar). “Trabajaba de lo que había, hasta tuve una fábrica de mimbre. No sabía nada sobre el tema, pero lo desarrollamos con la familia y comenzamos a hacer canastos, cortinas y todo tipo de elementos de mimbre. Cuando puse el estudio lo dejé y por algunos años más lo continuaron mis padres”.

En cuanto a la actividad laboral propia de su profesión siempre la desarrolló en el ámbito independiente, salvo algún tiempo cuando fue docente. Hoy, junto a su socio y amigo, “estudiamos el tema impositivo y trabajamos con los informes contables que nos exigen las empresas. Nos perfeccionamos mucho en normas internacionales. Como profesionales debemos darle a la sociedad un buen servicio y hacerlo sentir seguro con las normas jurídicas”. A modo de despedida manifiesta que volvería a elegir la profesión porque le encanta: “Me dio muchas satisfacciones que fui descubriendo de a poco”.

Como profesionales debemos darle a la sociedad un buen servicio y hacerlo sentir seguro con las normas jurídicas

Siempre al día

Al Dr. Ignacio Barrios, matriculado de la Delegación Morón, lo que más le interesa es el área de toma de decisiones. Y aunque su carrera está actualmente más enfocada hacia las tareas del Contador, entiende que “esta es una época de cambios, donde lo importante es planificar, ver para adelante, tener distintos escenarios”. Y para ello, sabe, lo principal es estar al día con las capacitaciones.

Al finalizar el secundario reconoce que le gustaba la contabilidad y el derecho laboral, aunque siempre se inclinó por la matemática aplicada y para él “la contabilidad es una forma de aplicar la matemática”. Estudió para Contador Público y, tras presentar equivalencias, siguió con la Licenciatura en Administración. “Te da un panorama más amplio, otra forma de ver las cosas. Sobre todo en las últimas materias, que parecen pocas, pero te llevan a pensar a futuro, tener mayor perspectiva y eso ayudó a la carrera que había elegido”, respondió en diálogo con RePro Digital.

Nostálgico de la época de estudiante universitario, reconoce que hubiese aprovechado aquel tiempo para adquirir mayores conceptos. Igualmente eso hace que cada día afronte la profesión con una meta nueva por cumplir: “Estoy trabajando en una empresa pero también comenzaré con un estudio para enfocarme en lo laboral, impuestos y asesoramiento. Ya estoy desempeñando la profesión en Capital, pero ahora voy a ejercer en Provincia”, detalla. En vistas de lo que viene, espera poder crecer desde lo profesional y brindar un buen servicio a sus clientes. “Me gusta la parte de la tecnología aplicada a la profesión”, determina y continúa: “Es lo que se viene. Va a haber un cambio enorme en ese sentido y en diez años me gustaría que, si la tecnología avanzó, haber podido aprovechar eso”.


TAGS •

Morón, Dr. Christian Vásquez, Dr. Alfredo Torre, Dr. Ignacio Barrios, El Talar, Mendoza,
Vorknews Sistema para diarios online