Edición Nro. 107 - Enero 2019

50 AÑOS EN LA MATRÍCULA

Las Delegaciones Tres Arroyos, Lomas de Zamora y La Plata tienen entre sus matriculados a tres colegas que están cumpliendo cincuenta años en el Consejo Profesional. Los convocamos a esta nota como representantes de un selecto grupo que cumple con esta condición y dejaron a la profesión en el pedestal más alto.

Con el libro bajo el brazo

Fueron 35 años de actividad independiente donde la parte de atrás del auto era mi oficina. Viajaba mucho, siempre con el libro bajo el brazo”, relata el Dr. Abelardo Capurro (Dlg. Lomas de Zamora) en relación a algún tiempo pasado. Nacido y criado en Adrogué, alcanzó la graduación universitaria a sus jóvenes 23 años y desde allí en más todo fue crecimiento profesional y personal.

Mi papá era comerciante y en vacaciones de la escuela iba a su negocio y lo ayudaba a hacer facturas de las cuentas corrientes. Me entusiasmó la profesión, me gustaban las matemáticas y contabilidad”, detalla el colega.

La estatal Sociedad Mixta Siderúrgica Argentina (SOMISA), creada en 1947, fue su lugar de trabajo durante varios años. El tiempo lo fue arrimando a la profesión independiente hasta que decidió dar el gran salto: “Tenía clientes en Ciudad de Buenos Aires, principalmente. A través de uno de ellos me contacté con una concesionaria en Chascomús y otra en Maipú, así que viajaba una vez por mes a verlos. También tenía clientes en Provincia, aunque eran menos, y por eso siempre tenía la matrícula activa”.

Apegado a las reglas, su línea de tiempo personal marca la graduación universitaria en 1967, la matriculación en CABA en 1968 y en Provincia en 1969. Aunque a veces el trato con los entes no es el mejor, asegura que siempre fue igual y que “ahora se hace todo por internet, pero antes había que hacer colas e ir a las agencias y hablar con abogados”. Aun así, no deja de confirmar que la profesión siempre le gustó y así se lo transmitió a sus tres hijos, todos colegas. Si bien cada uno está en una rama distinta de las ciencias económicas afirma con orgullo que “todos se abrieron paso por su cuenta”.

Seguro de volver a elegir la profesión, pone en el podio de gratificaciones los amigos que le dejaron estos años de ejercicio profesional, al tiempo que se sincera: “si me meto en un balance puedo estar horas haciéndolo. Lo mismo con las declaraciones juradas impositivas. Muchos amigos me piden una mano, o entidades locales como la parroquia o Cáritas, y puedo estar mucho tiempo haciéndolo porque es algo que realmente me gusta”.

Sobre el final de la charla no quiso dejar de destacar que “cuando se creó la Caja de Seguridad Social, me benefició mucho el artículo 70 ya que de otra manera habría perdido años de aporte”.

Juntos a la par

La vida profesional del Dr. Carlos Vaio (Delegación La Plata) estuvo marcada por la relación siempre constante y positiva de colegas. Desde su estudio con tres socios, pasando por la cátedra de la que fue docente más de 40 años, hasta la familia que lo tiene como padre por dos y abuelo por cuatro.

Graduado de la Universidad Nacional de La Plata en 1968, supo desde joven que sería Contador y según él afirma no se equivocó en la elección. “Me sentí atraído porque desde los 13 empecé a trabajar en un estudio contable cuyo titular era muy amigo de mi padre. Comencé con el tema de la contabilidad y me entusiasmé”.

El destino universitario lo fue llevando hacia la docencia, “vocación que ejercí durante 42 años”. “No tenía pensado ser Docente”, asegura y agrega: “surgió una invitación de un auxiliar del cual había sido alumno. Comencé como ayudante y terminó siendo una de mis pasiones. Poder transmitir lo que me habían enseñado era el gran motor de todo. Aun hoy me sigue dando satisfacciones cuando me cruzo por la calle con ex alumnos que me saludan. Lo primero que hago es preguntarles si los aprobé”, detalla entre risas.

Las horas en aulas no le impidieron desarrollar su profesión de manera independiente, sobre todo en contabilidad e impuestos. Crítico de las exigencias del Estado, entiende que “los que trabajamos de forma liberal hacemos la mitad de la tarea para darle información, y esto genera una recarga enorme de trabajo”. Al mismo tiempo, celebra las posibilidades de la digitalización que reemplazó muchas labores que antes eran a mano: “A la era digital hubo que adaptarse”.

Padre de una Licenciada en Hotelería y un Ingeniero Agrónomo, continúa con su estudio contable donde le transmite a un colega sus aprendizajes. “Estoy pensando en ir retirándome de a poco”, dice ante la consulta de qué espera para el tiempo que viene y agrega: “A veces me pregunto por qué elegí esta profesión, pero diría que me gustó mucho y la ejercí con mucho amor”. 

Antes de la despedida, se tomó el tiempo para dar gracias y nombrar a aquellas personas con las que compartió labores y recogió aprendizajes. “En mi vida como Docente citaría a dos maestros: el Dr. Héctor Bértora y el Dr. Hugo Scafati. Fueron mis profesores titulares en la cátedra de la cual terminé siendo adjunto. Por otra parte, a los Contadores Dr. Raúl Cuervo, Raúl Fernández y Alberto Santachita, con quienes fuimos socios durante un tiempo y luego seguimos distintos caminos pero teniendo la misma amistad de siempre”. 

Legado familiar

El día que subió al colectivo que lo llevaría desde su Tres Arroyos natal a Bahía Blanca, sede de la Universidad Nacional del Sur, el Dr. Juan Carlos De Francesco (Dlg. Tres Arroyos) sabía que tras la graduación volvería a su tierra. Es que la empresa familiar requería de un profesional en Ciencias Económicas y fue él quien se hizo cargo de esa gran responsabilidad.

Con algunos conocimientos sobre la carrera, producto de su secundario en la Escuela Comercial, el colega arribó a una ciudad más grande de la que le costó irse. “La Facultad estaba en el centro, en Avenida Colón. Yo, como la mayoría, vivía en una pensión e íbamos al comedor universitario. Recuerdo que los profesores, en general, venían de afuera porque la UNS estaba creciendo. Mucha gente de Tres Arroyos estaba en Bahía y en las pensiones nos juntábamos simplemente por ser de la misma ciudad. Aun hoy conservo amistades que surgieron de aquellos encuentros”, relata el Contador.

El regreso a la tierra que lo vio nacer vino de la mano con el desarrollo de la actividad independiente, a la par de su trabajo en la firma familiar: “Me matriculé y arranqué de a poco, con algunos balances. Me interioricé en la parte contable, impositiva y laboral. También un poco con auditoría y estuve como Perito Contador en el Tribunal de Trabajo”.

El tiempo, empecinado en transcurrir, hizo que la profesión se fuera adaptando a las nuevas exigencias, sobre todo las tecnológicas. Al respecto, apunta que “hubo que aggiornarse. Ahora me llevo bien con lo digital ya que lo impositivo es prácticamente todo informático. Conté con la colaboración de una de mis hijas que es Contadora y trabaja conmigo en el estudio”.

Casado y padre, además, de una Profesora de Historia y un Licenciado en Publicidad que vive en Mar del Plata, el Dr. De Francesco recuerda la época en que en Tres Arroyos no había Delegación del Consejo y que “se formó una Asociación de Graduados en Ciencias Económicas que después logró que exista una Delegación. Hay Contadores que fueron puntales en ese tema”.

A la hora de los agradecimientos, destacó a toda su familia porque sin su apoyo “no hubiera podido seguir trabajando en épocas donde estuve con algunas enfermedades que me frenaron. Ahora estoy en actividad y bien”. En ese sentido, destacó “al Consejo porque estando internado en La Plata me ayudaron mucho”. 

Los profesiones que la institución homenajeó por llegar a los 50 años de matriculados son: Dr. Gaita, Miguel José; Dr. Blanco, José; Dr. Blanes, Jorge Francisco; Dr. Bernabo, Juan Alberto; Dr. Menghini, Roberto Fernando; Dr. García, Oscar Dante; Dr. Rossetti, Osvaldo Marino; Dr. Pioletti, Moisés Carlos; Dr. Montero, Néstor Eduardo; Dra. Asurmendi, Elida Mabel; Dr. Riva, Roberto Jorge; Dr. Simone, Guillermo Fausto; Dr. Margot, Julio Alberto; Dr. Vaio, Carlos Alberto; Dr. Vodanovich, Héctor Silvio Antonio; Dr. Urrutibeheity, Juan Reynaldo; Dr. Valle, Néstor Saturnino; Dr. Capurro, Abelardo Pablo; Dr. D´Alterio, Edgardo Roberto; Dr. Gomboso, Ricardo Víctor; Dr. Croci, Luis José; Dr. Rivas, Alberto Félix; Dra. Monclus, Ana Severina; Dr. Peralta, Eduardo; Dr. Pascual, Horacio Omar; Dr. Rodríguez, Carlos Alberto; Dr. Collazos, Aldo Oscar; Dr. De Francesco, Juan Carlos y Dr. Cincotta, Juan Carlos.


TAGS •

Tres Arroyos, La Plata, Dr. Abelardo Capurro, Adrogué, Dr. Carlos Vaio, Dr. Juan Carlos De Francesco, Somisa,
Vorknews Sistema para diarios online