En los espacios de coworking trabajan profesionales independientes, pymes y hasta empresas grandes en un mismo lugar. Instalados definitivamente en las grandes urbes, son una fuerte tendencia que crece y ya tiene 1,7 millones de adeptos y 18.900 espacios en todo el globo, según el sitio especializado Deskmag. Se estima que el negocio mueve en todo el mundo unos USD 5.200 millones por año. El alquiler de oficinas se impone también en ciudades de la Provincia y este tipo de emprendimientos ya se registran en La Plata, Vicente López, Bahía Blanca y Junín

Edición N. 110 - Julio / Agosto 2019

REALIDAD PROFESIONAL

Antes la gente iba a un café, pero esto es otra estructura.
Mariela, WorkTime

Fernanda es Contadora desde hace dos años y tras adquirir experiencia en un estudio familiar, decidió emprender su propio camino. Alquila tres veces por semana una oficina en el centro de La Plata donde recibe clientes y mantiene reuniones. Cuando termina, saluda a la secretaria que esta de turno ese día, y sale a la calle a hacer trámites. Manuel es diseñador gráfico y desarrolla sitios web. Todos los miércoles y jueves por la tarde se instala con su notebook y su café doble en una de las islas de trabajo de un coworking en Junín y mientras avanza con sus proyectos se nutre de las opiniones e ideas de dos arquitectos que, en la misma mesa, le dan los toques finales a lo que será un nuevo patio cervecero en las afueras de la ciudad.

En los espacios de coworking trabajan profesionales independientes, pymes y hasta empresas grandes en un mismo lugar. Instalados definitivamente en las grandes urbes, son una fuerte tendencia que crece y ya tiene 1,7 millones de adeptos y 18.900 espacios en todo el globo, según el sitio especializado Deskmag. Se estima que el negocio mueve en todo el mundo unos USD 5.200 millones por año.

Un coworking es un espacio de trabajo compartido e inspirador, que impulsa y fomenta la co-creación, y donde siempre hay alguien preocupado en crear comunidad y valor añadido. Es la práctica por la cual profesionales que no comparten ni empresa ni sector de actividad, se unen para trabajar juntos en un mismo lugar, pero aportándose valor mutuamente a través de las conexiones generadas. El boom también impacta en la Argentina donde ya hay, según la consultora El Plan C, más de 120 compañías que comercializan a un público cada vez más amplio. Según datos del sector, las empresas locales de coworking mueven entre 360 y 400 millones de pesos por año.

Pero estos sitios rápidamente dejaron de ser un lugar al que van usuarios relacionados con tecnologías o desarrollos independientes en búsqueda de un sillón cómodo, música tecno y wifi libre. Grandes firmas flexibilizan la contratación de locaciones y optan por estas alternativas pagando un promedio de entre USD 250 y 350 por mes por cada empleado, según publicó Infobae a inicios de 2018.

El profesional individual que viene busca el espacio abierto y se adapta a eso
Leandro, Coworking Junín

“Se fueron sumando diseñadores, gente que hace organizaciones de eventos y de Recursos Humanos. También como esta es una zona principalmente agrícola y ganadera, empresas vienen a través de sus Ingenieros Agrónomos que usan el lugar para trabajar”, asegura Leonardo uno de los referentes de CoWorking Junín, un espacio que inició en 2016 simplemente por tener espacio de sobra en la oficina y hoy se erige como lugar de referencia en la zona para trabajo y capacitación. “Esto es un concepto de oficina abierta con más de 200 metros cuadrados. Hay espacios reservados como sala de reuniones y oficinas exclusivas para empresas, pero el profesional individual que viene busca el espacio abierto y se adapta a eso”, continúa describiendo el espacio que cuenta con mesas comunitarias de cuatro personas donde uno puede estar solo o no.

  • Co Working Junin, un innovador espacio en el oeste provincial.
  • Co Working Junin es un espacio de oficinas abierto de 200 mts. cuadrados.
  • La idea de crear lo que luego se convirtió en La Plata Office surgió en 2007.
  • La Plata Office esta emplazada en medio de la ciudad y ocupan tres pisos de un céntrico edificio.
  • Las oficinas ejecutivas de TagPoint estan en el shopping Nort Center.
  • TagPoint se inició en 2011 y reciben clientes de todas las profesiones.
  • WorkTime es una opción de alquiler de oficinas en Bahía Blanca
  • Los responsables de WorkTime se especializan en imagen corporativa y comunicación institucional.

Si bien el alquiler de oficinas se separa de la idea del espacio abierto e integrado, los motivos que llevan a sus clientes a contratar por día u hora una oficina suelen ser los mismos: optimizar tiempo y gastos.

En medio del shopping Nort Center en Vicente López está TagPoint, que desde hace seis años brinda la posibilidad de alquilar un lugar por el tiempo y días necesarios a todo tipo de profesionales. “Son oficinas ejecutivas que se alquilan de forma part time o full time. Tenemos todo tipo de profesionales, sobre todo abogados y contadores que por la comodidad de la zona y con un costo de inversión cero viene a encontrarse con un cliente o quizás trabajan desde su casa pero necesitan de un punto corporativo para una reunión”, relata Marcelo, responsable de la firma.

En función de las necesidades de los clientes, se genera un ambiente corporativo en donde si bien no falta el acceso a internet o estacionamiento gratis, ponen el mismo empeño en otros servicios: recepcionistas, aire acondicionado, café, impresoras, pizarras y proyectores y televisores en cada oficina. “Son varias las razones por las que se elijen estos lugares. Los más jóvenes por lo económico más que nada ya que no tienen los ingresos para solventar una oficina propia y acá pueden tener hasta su marca en la puerta de la oficina o que la recepcionista atienda los llamados diciendo el nombre del estudio”, agrega Marcelo.

 

Algo más que un espacio físico

Lo que era nicho, ahora es un paquete de negocios que genera millones. WeWork, el gigante global del negocio, desembarcó en Buenos Aires en 2016 y es el líder indiscutido con 24.000 metros cuadrados y dos imponentes edificios: la Torre Bellini, de 25 pisos en el microcentro porteño, y el restante en Vicente López. Área 3, La Maquinita, Urban Station y Regus son otras marcas importantes del sector. Luego sigue una larga lista de coworking más chicos (entre 250 y 400 metros cuadrados) en casi todas las ciudades grandes del país.

Acá pueden tener hasta su marca en la puerta de la oficina o que la recepcionista atienda los llamados diciendo el nombre del estudio
Marcelo, TagPonit

Por el momento, el sector no cuenta con regulación específica y toma las normativas de habilitaciones y funcionamiento de los edificios de oficinas tradicionales. Sin embargo, los referentes están trabajando para que se regulen cuestiones como el detalle de qué servicios presta el coworking y, sobre todo, definir las responsabilidades entre el trabajo y el lugar en el que se realiza, y que tengan que tener una cantidad de cocheras que sí se les exige a las oficinas, por caso.

El término en inglés coworking fue inventado por Bernie De Koven en el año 1999, pero es en el año 2005 que realmente fue difundido por Brad Neuberg (Ingeniero de software y humanista). Neuberg creó un espacio de coworking en San Francisco llamado Hat Factory, un loft donde trabajaban tres autónomos. Más tarde, el mismo Neuberg creó Citizen Space, que en los hechos fue realmente el primer espacio de coworking en Estados Unidos. A principios de 2014, se estimó que existían más de 2000 espacios de trabajo cooperativo en el mundo, y su número crece en forma constante.

En este sentido, en La Plata, uno de los espacios con mayor presencia en este segmento es La Plata Office, instalados en pleno corazón administrativo de la capital bonaerense. Si bien creció en cantidad de metros cuadrados y fue sumando oficinas a sus servicios, las demandas los llevaron a incursionar en las oficias virtuales. “Tenemos una central telefónica donde le damos un teléfono particular y único a un cliente. Esa persona da ese teléfono como propio y cuando lo llaman, nuestras recepcionistas lo atienden con su marca particular. Se le toman los datos al que llama y se le avisa a nuestro cliente. Es un servicio bastante personalizado”, detalla Cristian quien a la hora de trazar un perfil de sus clientes determina que los eligen por el bajo costo o riesgo. “Tenemos emprendedores que arrancan un proyecto y tienen costos fijos elevados, entonces acá encuentran una oportunidad y usan lo que necesitan para testear si su idea arranca”.

Mariela, referente de WorkTime en Bahía Blanca, coincide en que “la cuestión económica los lleva a venir a nosotros. Muchas veces cuesta mantener una oficina con secretaria, y ese es el principal motivo. Este servicio es súper práctico y funciona bárbaro ya que se optimiza mucho el tiempo. Antes la gente iba a un café, pero esto es otra estructura”. En sus oficinas se dan cita abogados, psicólogos o profesionales del turismo. Incluso puntualiza en algunos casos de profesionales que se conocieron alquilando una oficina en este espacio y luego comenzaron un emprendimiento independiente por separado. “Es un público muy versátil”, define.

Si bien los valores cambian de ciudad en ciudad, a princípios de 2019 en Bahía Blanca por ejemplo una hora de oficina con recepcionista y todos los servicios cuenta a partir de $250; una sala de reunión o conferencias en pleno Norcenter Mall de Vicente López comienzan en $750; en La Plata una hora en una oficina temporal está alrededor de $330 mientras que por $700 se puede acceder a un domicilio comercial o legal con recepcionista y aviso de correspondencia; en cambio en Junín casi no se reserva por hora, por lo que un puesto de trabajo simple con acceso a todas las áreas tiene un costo de $3.800 mensual.

Tenemos emprendedores que encuentran una oportunidad para testear si su idea arranca
Cristian, La Plata Office

TAGS •

Bahía Blanca, La Plata, Junín, Coworking, alquiler de oficinas, Vicente Lopez,
Vorknews Sistema para diarios online