Promedia el segundo tiempo de una vida dedicada al deporte, pero también a la carrera profesional. Juega de 5, en medio de la cancha. Tiene visión general de todo el campo, calcula pases, liquida avances rivales y es el balance que el equipo necesita para que las cuentas cierren. Además tiene la cinta de capitán, es el referente tanto dentro como fuera del Estudio Contable. El Dr. Fernando Górriz, matriculado en la Delegación San Nicolás, paró la pelota y dialogó con RePro Digital sobre su pasado, presente y futuro.

No bajar los brazos, a la larga se terminan dando los objetivos

Nacido en San Nicolás de los Arroyos, está casado con Ayelén y tienen una hija: Cielo. Con padre contador, se acercó a la profesión desde chico cuando todo parecía un juego. “Él me fue inculcando la contabilidad y decidí seguir sus pasos. Me facilitaba mucho el futuro y si bien cuando arranqué la carrera no tenía mucha idea, a medida que me fui metiendo en la profesión me fue gustando y se dio todo para que me reciba”, detalla sobre aquellos primeros pasos.

Lo cierto es que mientras definía su futuro profesional y laboral, el fútbol se presentaba cada vez más como un medio de vida. “Hasta los 15 años estuve en el club Regatas de San Nicolás y después me fui a probar a Renato Cesarini de Rosario. Es una escuela de fútbol bastante conocida de donde salieron muchos jugadores y me motivó la idea. Fui a vivir a la pensión e iba a la escuela”, describe lo que parece la típica vida de un adolescente que se la juega por seguir su sueño de ser un profesional.

Esa característica que algunos le atribuyen en la cancha de anticipar un segundo antes que el resto hacia dónde irá la siguiente jugada, también la tenía en cuanto a su futuro. Por eso, mientras entrenaba en Rosario, terminó la escuela secundaria y comenzó la Universidad: “Arranqué la Facultad ahí y corté por dos años porque me fui a Italia a jugar en Chioggia, un club de serie D en la zona de Venecia. Cuando volví a San Nicolás retomé la carrera”.

Un último desafío profesional lo esperaba en Defensores de Ramallo, club de la zona que lo convocó para sus filas. “Me llevaba mucho tiempo y dejé de lado el estudio, 

sin abandonarlo. Hacia pocas materias. Viajaba desde San Nicolás hasta ahí, de ahí a Rosario a cursar y de ahí a San Nicolás a dormir”. En 2013  finalmente tomó la decisión que desde hacía algún tiempo de daba vueltas en la cabeza: volver a jugar a su Regatas natal y enfocarse en la familia y estudio. “La enseñanza que me dejaron mis viejos es no aflojar nunca. Me costó mucho la carrera, no es fácil hacerla a la par de una actividad semi profesional.

 

Desde que tengo uso de razón estoy en el club. Es una parte de mi vida

A mí el futbol me llevaba mucho tiempo, pero lo que me inculcaron mis viejos es que no deje nunca, jamás. Aunque haga una materia o dos, tratar de seguir metiendo. No bajar los brazos, a la larga se terminan dando los objetivos”, enseña desde su escritorio.


Esto es Regatas

“Desde que tengo uso de razón estoy en el club. Es una parte de mi vida”, sintetiza el colega. Y enseguida trae al relato a su familia, pilar importante en todo momento. “Empecé a ir con mis viejos y ahora voy con mi mujer y mi hija Cielo que tiene un año y tres meses. No puedo expresar en palabras lo que representa el club. Disfruto de todo, desde las prácticas, de un mate, de comer un asado. Para mí el club Regatas representa mucho. Es encontrarse con amigos, conocidos. Hablar de la vida. Es el momento en que te desconectas del trabajo y te conectas con lo que te formó como persona”, concreta con afecto.

Como corolario a una vida aferrada a los colores y el sentimiento de pertenencia, la vuelta al club le regaló un campeonato. “El mismo año que volví salimos campeones. Fue en 2013 donde ganamos el torneo local. Se dio la final con el clásico rival de la ciudad a cancha repleta, más no se podía pedir. Fue una alegría inmensa”.

Hacia fines de 2018 dejó de jugar con el primer equipo del club y, como lo dice en el cierre de la entrevista, “ahora juego con amigos para divertirme. Estoy de lleno con el estudio y la familia”.


TAGS •

Fútbol, Italia, San Nicolás, Facundo Górriz, Regatas,
Vorknews Sistema para diarios online