El trabajo es una síntesis de lo expuesto por el autor en las Jornadas Agropecuarias llevadas a cabo en 2019 en Tandil.

El profesional ofrece un cálculo detallado de los costos del transporte de granos en camiones y asegura que en términos de Margen de Utilidad, comparando estos costos con la tarifa de referencia de CATAC, se determina que para la distancia de recorrido de 50.000 kilómetros anuales, el margen es del 7,6%, mientras que para los 110.000 kilómetros, el margen se ubica en torno al 38,9%, tornándose negativa para una distancia de 40.000 kilómetros anuales.

Edición N. 113 - Enero / Febrero 2020

NOTAS DE AUTOR

Gustavo M. Magnago Gustavo M. Magnago Magíster en Dirección de Empresas. Licenciado en Administración Rural. Especialización en Gestión de Empresas Agropecuarias.
gustavomagnago@malabrigo.com

En la República Argentina, entre el 85% y 90% del transporte de granos, se realiza mediante camiones. Si consideramos una producción proyectada nacional de aproximadamente 140 millones de toneladas -entre los diversos granos y cultivos industriales- y tomando como valor promedio una capacidad de transporte de 30 toneladas por camión, ese volumen equivale a unos 4,2 millones de camiones. Cifra que desde ya merece alguna consideración y atención especial.

Toda la producción mencionada, se mueve a lo largo y ancho del país por la red de rutas y caminos existentes, generando un costo de flete para el productor agropecuario que necesita ser gestionado de manera profesional y eficiente, al igual que la empresa transportista, también necesita conocer sus costos para definir tarifas competitivas para lograr perdurar en el tiempo.

Si bien existen en Argentina varias cámaras y federaciones -CATAC (Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas), Fe.Tr.A (Federación de Transportadores Argentinos), FADEEAC (Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas), entre otras- que forman y publican valores orientativos de referencia en lo que hace al costo por kilómetro del transporte de granos en camiones y que son consideradas como fuentes de consulta, en la práctica las partes terminan negociando las tarifas.

La administración de los recursos en una empresa debe regirse por el criterio de la eficiencia, es decir, poder lograr los objetivos, optimizando el uso de los mismos. Todas las empresas tienen, en mayor o menor medida, recursos disponibles: recursos materiales, técnicos, humanos y financieros. La manera en que se gestionan los mismos, determinará el resultado y por ende el éxito o fracaso del negocio.

Para la actividad que nos compete, existe otro recurso, de igual o mayor importancia que los anteriores, que merece gestionarse de manera permanente: el tiempo. El ciclo operativo del transporte, incluye una serie de tiempos involucrados en el mismo: preparado del equipo, carga, traslado de un punto de origen a uno de destino, estadía, descarga, entre otros. Todos ellos inciden en la estructura de costos del servicio de transporte de cargas.

Uno de los objetivos que tiene toda empresa transportista, es el de tener el camión parado lo menos posible, esto significa que debe hacer la mayor cantidad de kilómetros dentro de un determinado período de tiempo. Ahora bien, el negocio se genera a partir de que dichos kilómetros sean en carácter de “camión cargado”, ya que se supone que viajan a una tarifa de servicio1 determinada en función de las toneladas transportadas. En la práctica, se observa un gran porcentaje de las distancias que recorren los camiones es en carácter de “camión vacío”, lo que termina impactando negativamente en el resultado de la actividad.

Si bien existen en Argentina varias cámaras y federaciones que forman y publican valores orientativos de referencia (…), en la práctica las partes terminan negociando las tarifas.

El presente trabajo2, se basa en la determinación, cuantificación y análisis de la estructura de costos del transporte de granos en camiones, desde una localidad ubicada a una distancia superior a los 400 kilómetros de la zona portuaria de Rosario.
El tipo de vehículo considerado es el representado bajo la configuración N° 17 establecida por el Ministerio de Transporte de la Nación y se contemplan todos los parámetros y variables técnicas propias de la actividad referida al transporte de granos, incluyendo la incorporación de un conductor de primera categoría, regulado por el Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) 40/89.

Para la situación planteada y considerando una distancia de recorrido de 7.040 kilómetros mensuales3, distribuidos en 8 viajes de 880 km cada uno, el costo fijo por kilómetro es de $ 10,80, mientras que el costo variable asciende a los $ 25,86 por kilómetro.

El costo fijo, representa un 29,5% respecto del costo total por kilómetro, mientras que los costos variables, tienen una representación del 70,5%.

Dos componentes estratégicos en la estructura de costos: el combustible y la mano de obra (incluido el costo laboral total para el empleador), representan el 70% del mismo.

De esta manera, el costo total es de $36,67 por kilómetro o el equivalente a $1.067 por tonelada transportada.

A modo de ejemplo, y para reflejar el impacto que tiene la cantidad de kilómetros recorridos sobre el costo por tonelada, si el camión recorre una distancia anual de 50.000 kilómetros, el costo asciende a $1.294 por tonelada, mientras que si la distancia se eleva a 110.000 kilómetros anuales, el costo desciende a $1.002 por tonelada transportada.

El servicio de transporte también es una actividad que para generar resultados acordes a la inversión realizada, necesita de una determinada escala o volumen de actividad.

En términos de Margen de Utilidad, comparando estos costos con la tarifa de referencia de CATAC, se determina que para la distancia de recorrido de 50.000 kilómetros anuales, el margen es del 7,6%, mientras que para los 110.000 kilómetros, el margen se ubica en torno al 38,9%, tornándose negativa para una distancia de 40.000 kilómetros anuales.

A modo de conclusión, los resultados del presente trabajo dejan en claro que el principal componente que determina la mayor o menor optimización en el uso de los recursos, está directamente relacionado con la cantidad de kilómetros que el camión recorra en un determinado período de tiempo, lo que nos lleva a afirmar que, como muchas otras actividades, el servicio de transporte también es una actividad que para generar resultados acordes a la inversión realizada, necesita de una determinada escala4 o volumen de actividad.

En la práctica, la diferencia en la escala marca también el diferencial de competitividad que existe entre las empresas que tienen una administración logística más organizada y realizan mayor cantidad de kilometraje, respecto de las demás.

REFERENCIAS

1. Se entiende por Tarifa de Servicio, al Ingreso necesario para cubrir la totalidad de los costos normales más una renta normal que asegure la sustentabilidad del sistema.

2. Los datos de costos y precios están referidos a información del mes de agosto de 2019.

3. Distancia promedio declarada en los recibos de haberes que surge sobre un total de 64 casos de empresas transportistas relevadas.

4. Aquí se entiende por escala, a la cantidad de kilómetros que realiza el camión a lo largo de un período de tiempo. A mayor kilometraje, mayor escala.

Los contenidos que se publican son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no expresan necesariamente el pensamiento de los editores.


TAGS •

Gustavo Magnago, Administración Rural, transporte, camiones,
Vorknews Sistema para diarios online