El Dr. Mauricio Tessone (San Miguel, Dlg. San Martín) y el Dr. Andrés Martínez (City Bell, Dlg. La Plata) coincidieron en el mismo acto de juramento y comparten su interés por independizarse como profesionales. En esta nota los conocemos un poco más y escuchamos de frente su perfil en una entrevista de respuestas cortas donde ahí si se los ve diferentes.

De ingeniero a contador

El Dr. Mauricio Tessone terminó el colegio secundario en una escuela técnica, pero en lugar de seguir ingeniería mecánica se orientó hacia las ciencias económicas incentivado por un familiar que estudiaba la licenciatura en administración.

Al poco tiempo de recibirse en la Universidad de Flores, se insertó laboralmente en una empresa realizando tareas de control contable. “Trabajé en la parte industrial de la producción y después en la parte de control contable, procesos, mermas, costos”, explica.

Reconoce que no es frecuente que un alumno de una escuela técnica se oriente hacia las ciencias económicas, pero asume que fue un acierto. “Los primeros años fueron de un cambio de perspectiva, pero fue una buena decisión porque tenía más habilidades para esto”, analiza y afirma: “No me veo hoy siendo ingeniero”.

Además de trabajar en relación de dependencia, atiende a algunos clientes de manera particular. El crecimiento del volumen de trabajo lo alentó a matricularse.

No me veo hoy siendo Ingeniero
Dr. Mauricio Tessone

Comenzó los trámites en la Delegación San Martín y todo se resolvió sin problemas. “Primero llamé por teléfono, luego entré a la página y finalmente fui a la Delegación para acoplarme a una fecha de jura que ya estaba prevista”, recuerda el proceso que lo devolvió matriculado y sentencia conforme: “En 20 días se resolvió todo. Todo perfecto, de punta a punta”.

Consiente de la importancia de continuar con la capacitación, asegura que seguirá actualizando sus conocimientos especialmente en el terreno impositivo que “es en lo que necesito reforzarme”. El Dr. Mauricio Tessone proyecta a mediano término abrir su propio estudio contable y desarrollarse profesionalmente de manera independiente.

 

¿Un cliente moroso o un cliente menos?

Sin influencias profesionales en la familia, el Dr. Andrés R. Martínez se inclinó por las ciencias económicas a partir de un test vocacional y decidió estudiar en la Universidad Católica de La Plata: “Es más personalizado el trato, no hay tanta gente y los horarios, para el caso de que uno trabaje, ofrecen opciones de mañana y de tarde”, enumera los argumentos.

Si no fuera Contador sería futbolista
Dr. Andrés Martínez

El Dr. Martínez se desempeña en el sector contable del Registro de las Personas. En 2019 tomó la decisión de matricularse para comenzar a sumar algunos clientes de manera independiente. “Inicié el trámite en la Delegación La Plata donde me explicaron todos los requisitos con un trato muy bueno; no esperé practimente nada”, repasa el colega y agrega: “me explicaron en detalle todo lo que necesitaba”.

Si quiere conocer qué prefiere el colega, si un cliente moroso o un cliente menos, lo invitamos a mirar el video donde encontrará las respuestas a esta y otras preguntas que configuran su perfil. Allí asegura que de no ser contador público, sería futbolista.

Como proyecto para el futuro anhela poder ejercer la carrera con un estudio propio donde atender clientes. “Es una profesión que va a seguir siendo demandada, siempre se va a necesitar un contador”, concluye el Dr. Martínez.


TAGS •

Juramento, Ciencias Económicas, Consejo Profesional, Mauricio Tessone, Universidad de Flores, Andrés Martínez, Universidad Católica de La Plata,
Vorknews Sistema para diarios online