Edición N. 115 - Mayo / Junio 2020

TE PRESENTO MI ONG

Nota 2

La deserción escolar se había vuelto un problema que hacía ruido en un grupo de amigos allá por 2008 en Ringuelet, partido de La Plata. Con el objetivo de ayudar a familias de bajos recursos pensaron en un sistema de padrinos para poder hacer un seguimiento de chicos y chicas y lograr que terminen la escuela. Así nació Fundación Proyecto Entrelazos que hoy cuenta, además, con becas a estudiantes, talleres en su sede y un grupo de profesionales que brindan una atención interdisciplinaria.

Poco tiempo después, un problema con la exención de ganancias unió a la Fundación con el Dr. Pedro Massolo y allí comenzó una relación profesional que dura hasta estos días. “Hace 8 años que trabajamos con ellos desde el Estudio Contable CSD y asociados. Surgió en una charla familiar ya que mi cuñada es una de las fundadoras y estaban con un problema que pudimos destrabar”, comenta en diálogo con RePro Digital el colega matriculado de la Delegación La Plata. “Dentro de nuestras tareas esta hacerles el balance y liquidar sueldos, aportes y contribuciones de los empleados”, completa el profesional.

Al momento de describir las tareas que hace la Fundación Proyecto Entrelazos, el Dr. Massolo comenta que “nació cuando un grupo de jóvenes profesionales que contaban con la experiencia de haber realizado tareas solidarias, comenzó a reunirse en el barrio de Ringuelet para trabajar en el problema de la deserción escolar. Su primer paso fue interiorizarse en la obra de otras organizaciones que ya venían trabajando en el área, especialmente la Fundación Cimientos, quienes los asesoraron y dieron algunas pautas de cómo comenzar con este trabajo. Así fue que mediados de ese año se entregaron las primeras becas a ocho alumnos de una escuela del barrio”.

Para nosotros es de mucha importancia poder ayudar

Para la Fundación, la adolescencia es el momento más crítico en lo referente a la permanencia en la escuela, por lo que los becados ingresan al programa alrededor de los 11 años y se los acompaña hasta que estén formándose. “Además del aporte económico y de útiles escolares, reciben el acompañamiento profesional de un equipo técnico conformado por dos trabajadoras sociales, una psicopedagoga y una psicóloga. A su vez se procura generar talleres, dar charlas formativas, y todo aquello que pueda sumar a que permanezcan en el sistema educativo y completen sus estudios”, puntualiza el Dr. Massolo. Actualmente son 55 los  becados en diferentes niveles (primario, secundario y universitario) en Ringuelet, Los Hornos y en el barrio Savoia de City Bell.

  • León (11) se incorporó hace poco a la Fundación. Gracias a las donaciones pudieron darle útiles y guardapolvo.
  • La Fundación Entrelazos organiza su propia entrega de diplomas a quienes terminan el nivel primario y secundario.

La importancia de colaborar

La tarea profesional que realizan los colegas con esta ONG no está exento de compromiso social. Para ellos, según las palabras del Dr. Massolo, “es de mucha importancia poder ayudar” y comenta que son varias las organizaciones con las que trabajan.

Aquellos que quieran ayudar a alguien a estudiar pueden hacerlo becando a un niño o niña con un aporte mensual, colaborando económicamente con la institución, orientando y ayudando al equipo de la Fundación desde su profesión u oficio o sumándose al voluntariado en Apoyo Escolar.

Los padrinos y madrinas reciben durante el año novedades del grupo de becados y de actividades realizadas desde la Fundación.

En el caso de las empresas, pueden apadrinar uno de los programas educativos financiando y acompañando su desarrollo. Las empresas madrinas reciben informes de seguimiento y evaluación de los programas de los cuales participan.

Hace 8 años que trabajamos con ellos desde el Estudio Contable CSD y asociados

TAGS •

ONG, Pedro Massolo, Entrelazos, Ayuda Escolar,
Vorknews Sistema para diarios online