Sin fecha de caducidad, la pandemia provocada por el COVID-19 generó que los gobiernos adopten medidas drásticas para hacerle frente al impacto económico. Con miles de familias, trabajadores y empresas en riesgo, invertir lo que sea necesario parece ser el camino adoptado incluso por aquellos países con menor intervención en el mercado local.

RePro realizó un mapa de vencimientos y prórrogas (VER NOTA) adoptadas por los entes nacionales y provinciales desde la declaración de cuarentena. Otros países, algunos con más celeridad que otros, decidieron desde suspender el pago de alquileres hasta hacerse cargo del pago de sueldos en empresas. Con la pandemia avanzando sin conocer su destino, se están aplicando restricciones de libre circulación por las calles no vistas desde la Segunda Guerra Mundial y aunque el epicentro de la crisis sanitaria está en Europa, Estados Unidos ya ha declarado el estado de emergencia y en América Latina los países con más contagios están siguiendo el mismo camino.

El avance del virus en el mundo

Estados Unidos intervino empresas

Con el objetivo de movilizar la producción privada se activó una ley de 1950 que permite al gobierno tomar control de firmas privadas y garantizar la producción de suministros médicos esenciales. Al mismo tiempo, se suspendieron las ejecuciones hipotecarias y los desahucios (desalojos) de manera temporal.

La Casa Blanca propuso un plan de US$1 billón de dólares que prevé, entre otras medidas, enviar incentivos de US$1.000 a los ciudadanos más vulnerables para impulsar el consumo. La Reserva Federal (equivalente a nuestro Banco Central) reanudará su programa de compra de deuda corporativa, aplicado por primera vez durante la Gran Recesión de 2008, bajó las tasas de interés a casi 0 e inyectó liquidez por valor de US$700.000 millones en el mercado con la compra de bonos del Tesoro y valores hipotecarios.

 

Rusia cerró fronteras y obligó vacaciones

Casi al unísono con la propagación del virus, Rusia cerró la frontera de más de 4 mil kilómetros que comparte con China y canceló vuelos, pese a los costos económicos que eso le genera. Si bien no hay cuarentena estricta como en Argentina, ciudades como Moscú impusieron el aislamiento obligatorio.

El pasado 26 de marzo, en cadena nacional, Vladímir Putin decretó vacaciones pagas y obligatorias hasta el 5 de abril, plazo que luego se extendió hasta el día 30. Además de la ayuda enviada a otros países, el gobierno invirtió 450 millones de dólares para hacerse de 95 mil nuevas camas.

Italia con urgencias

Acorralado por la cantidad de contagios y muertos, el gobierno italiano impulsó desde el 9 de marzo una batería de medidas. Anunció la suspensión del pago de hipotecas, ayuda financiera a empresas afectadas, entrega de dinero para los trabajadores autónomos afectados, subsidios a los desempleados, suspensión temporal de las obligaciones fiscales de empresas y ciudadanos, prohibición de despidos por dos meses, extensión de permisos parentales y entrega de un bono para que los padres que deben trabajar paguen por el cuidado de sus hijos.

Según el Instituto Nacional de Estadística de Italia, la mitad de las empresas y sus millones de trabajadores están en pausa. De seguir así, el PIB italiano en los primeros 6 meses de este año caerá un 10%, lo que equivale a unos US$45.000 millones. En línea con otros países europeos se estudia un proyecto para nacionalizar la aerolínea Alitalia.

Comparación de vuelos comerciales en marzo de 2017 a 2020.

Alemania salió de su molde

El gobierno de Ángela Merkel sorprendió al anunciar medidas excepcionales a través de un plan que contempla la concesión de crédito "ilimitado" a las empresas, mediante garantías de la banca pública a los empresarios para evitar las quiebras. Las empresas, cualquiera sea su tamaño, pueden optar por recortar las horas que trabajen sus empleados debido a la caída de la producción y acceder a un sistema de financiación pública.

 

España se apoya en su PBI

Con el anuncio de la movilización de un 20% de su PBI, España busca combatir los efectos económicos del virus uniendo aportes públicos y privados. Las empresas más golpeadas contarán con una línea de avales y las personas accederán a una moratoria en el pago de hipotecas. También se oficializó una ayuda financiera extraordinaria para trabajadores independientes y empresas con pérdidas severas, exoneración de los pagos a la Seguridad Social, suspensión del corte de agua y el servicio de internet para los que no pueden pagar y ayudas directas a las familias con menos recursos financieros.

 

Francia piensa en la nacionalización

El país galo implementó un sistema que le permitió la entrega inmediata de recursos a trabajadores y empresas. Puso en marcha garantías fiscales para préstamos y medidas específicas para proteger a las empresas amenazadas, incluyendo la nacionalización en caso que sea necesario.

Además entregó beneficios a los trabajadores autónomos y pagará durante marzo y abril la remuneración de los asalariados que se encuentren en paro parcial por el coronavirus. El plan incluye un fondo de solidaridad para empresas cuyos ingresos hayan caído sustancialmente. Finalmente, se prometió un aplazo en las cargas fiscales y cotizaciones para empresas, con la posibilidad de que se anulen en casos extremos.

Reino Unido en línea con la región

Con la puesta en funcionamiento de una línea de crédito que garantizará US$400.000 millones en préstamos respaldados por el gobierno a empresas afectadas por la pandemia, las autoridades destinaron el 15% del PIB ante la emergencia. Se prometió, además, suspender el pago de hipotecas por tres meses para quienes lo soliciten e inyectará millones en ayudas directas y subvenciones a empresas pequeñas, además de exenciones tributarias por un año.

 

México y Brasil, dos grandes demorados

Ambos países coincidieron en demorar la toma de decisiones económicas y de salubridad frente a la pandemia del coronavirus. Andrés Manuel López Obrador descartó el cierre de aeropuertos para frenar el virus argumentando que intenta evitar un cierre completo de la economía que perjudique a los pobres. Para enfrentar la crisis, el Gobierno ajustará su presupuesto y ampliará los programas de gasto social como los subsidios a las personas mayores de edad.

Países con restricciones de viajes.

La recesión económica que puede afectar a EE.UU., que es su principal aliado comercial, pone en jaque la compleja situación de México debilitada por la caída de ingresos de su petrolera estatal Pemex y la baja del turismo.

En Brasil la situación no es menos compleja. Tras la asunción de un nuevo Ministro de Salud, se demora por parte del Congreso declarar el "estado de calamidad pública", que le permitirá al Gobierno mayor libertad en el manejo del presupuesto y evitar cumplir con la meta fiscal prevista para este año.

El Ministerio de Economía brasileño anunció a mediado de marzo un plan de choque que incluye una inyección de unos US$29.000 millones a la economía. Cerca de la mitad del dinero será destinado a la población más pobre del país a través del ingreso anticipado de diversas ayudas sociales.

 

Cómo será el mañana

No caben dudas que el principal desafío que tendrán las naciones tras la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19 será equilibrar sus economías y recuperar los puestos de trabajo perdidos.

RePro Digital publicó un análisis del comercio después del coronavirus (VER NOTA) donde la CEPAL indica que siguiendo con las previsiones de una caída en la economía global del 1,8%, eso representaría una suba del desempleo de 10 puntos. Llegado ese momento se apreciará si las decisiones económicas tomadas por estos días sirvieron y en qué medida para asegurar la prosperidad de los países.


TAGS •

ITALIA, COVID-19, MEDIDAS ECONÓMICAS, RUSIA, ESTADOS UNIDOS, FRANCIA, ESPAÑA, MEXICO, BRASIL,
Vorknews Sistema para diarios online