Hasta la llegada de la pandemia de COVID-19, nuestro país era el segundo en el ranking de naciones latinas con mayor porcentaje de población excluida del sistema bancario. Solo superada por Paraguay (69% de sus habitantes sin cuentas bancarias), Argentina registraba un 52% de anonimato bancario. Pero eso también cambió con el aislamiento preventivo y la crisis socioeconómica que provocaron las medidas para desalentar los contagios de coronavirus.

Silvia Carusso, Subgerente General de Inteligencia Comercial del Banco Provincia y referente del producto Cuenta DNI, afirma en diálogo con Repro que “la utilización de la aplicación superó ampliamente las expectativas previstas ya que se generó un crecimiento de usuarios exponencial que provocó la optimización de nuestros sistemas para soportar la cantidad de usuarios operando en forma simultánea. Antes del lanzamiento la aplicación tenía 50.344 usuarios y hoy ya son más de 1,8 millones de personas que utilizan Cuenta DNI”.

La billetera digital y caja de ahorro del Banco Provincia, "Cuenta DNI", fue la aparición más fuerte de la cuarentena financiera. En los últimos tres meses registró más de 1,6 millones de descargas, de las cuales unas 550 mil se hicieron como vía para cobrar los $ 10.000 del Ingreso Familiar de Emergencia. Estas cifras hicieron la Cuenta DNI fuera la más usada por las personas para cobrar el IFE.

La mayor cantidad de usuarios no tenían cuenta en el banco, representando un 70% del total

“El Ingreso Familiar de Emergencia aceleró este crecimiento”, asegura Silvia Carusso y explica: “Un 48% de los usuarios dieron de alta su cuenta para el cobro de la asignación, mientras que el 52% de los usuarios restantes pertenecen a diversos segmentos”.

Pero no se trata solo de aperturas para cobrar el IFE. “La mayor cantidad de usuarios no tenían cuenta en el banco, representando un 70% del total, mientras que la cantidad de usuarios que ya tenían cuenta constituyen el 30%”, indica la Subgerente General de Inteligencia Comercial del Banco Provincia.

El éxito de la aplicación tuvo especial impacto en los jóvenes de entre 18 y 35 años con el 61% del total y también permitió al Bapro una expansión afuera de la provincia de Buenos Aires ya que un 18% de las descargas (290 mil) fueron de usuarios están radicados en otros distritos.

Esta billetera se enmarca en este nuevo escenario digital como una solución clave para la inclusión financiera de miles de personas no bancarizadas, que encuentran en esta aplicación la puerta de acceso a una cuenta 100% virtual sin cargos de mantenimiento, donde se puede operar en forma rápida y segura las 24 horas. En suma sólo los bancos públicos habilitaron cerca de 2,5 millones de nuevas cajas de ahorro desde el inicio de la cuarentena, casi cinco veces más que todas las abiertas en el 2019.

 

De la ventanilla del banco a la ventana del navegador

El distanciamiento social establecido como requisito obligó a las entidades bancarias a cerrar sus puertas y luego a atender con turnos, lo que alentó a una gran cantidad de usuarios a buscar alternativas y gestó un cambio cultural que de otra manera hubiera demandado años.

¿Qué cambios se realizaron a la aplicación
para que se adaptara a las necesidades
en contexto de pandemia?

Por Silvia Carusso, Subgerente General de Inteligencia Comercial del Banco Provincia y referente del producto Cuenta DNI

Si bien la aplicación Cuenta DNI ya había sido desarrollada, se encontraba en una etapa piloto de prueba en familia con empleados del banco y algunos clientes. Con el contexto de la pandemia, y en función a nuestro rol social, se precipitó el lanzamiento oficial al mercado, en pos de satisfacer las necesidades de la población, generadas por el aislamiento social, preventivo y obligatorio. De esta manera contribuimos a promover la realización de transacciones de forma digital y sin contacto, posibilitamos la inclusión financiera de todas y todos los bonaerenses brindando un servicio gratuito sin requisitos más que el DNI vigente, y brindamos a los comercios una solución de cobro, sin contacto, con disponibilidad inmediata de fondos.
Asimismo, con el objetivo de alentar la utilización de esta solución digital que incluye y conviene a todas y todos, se trabajó en optimizar la experiencia del usuario en la registración para que sea más simple, incorporando nuevas funcionalidades:
- Generación de órdenes de extracción para extraer dinero en cajeros automáticos sin tarjeta de débito, permitiendo enviar dinero a quienes no poseen tarjeta de débito ni cuenta bancaria o generar el retiro de dinero para el titular de la cuenta sin requerir el plástico. A su vez, se definió un importe máximo por día de $20.000 para contribuir a que, en lo posible, el retiro sea en una única vez.
- Pago a comercios con código QR generando una forma de pago simple, ágil y segura sin contacto, mediante el escaneo del código QR del comercio.
- Transferencias a cuentas de otros Bancos permitiendo enviar dinero a clientes que no tienen cuenta en Banco Provincia, a través del CBU, CVU (en caso de las billeteras digitales) o Alias de la cuenta destino, sin necesidad de gestionar previamente el alta de la cuenta, generando transferencias en forma inmediata a nuevos destinatarios.
- Inclusión de otras Cajas de ahorros del Banco Provincia a Cuenta DNI, de forma tal que un cliente que ya poseía cuentas en el banco pueda realizar las operaciones de cualquiera de ellas a través de Cuenta DNI.

El resultado fue un crecimiento exponencial del uso de las aplicaciones móviles y canales digitales para operaciones con dinero. Cientos de miles de personas buscaron hacer trámites por canales digitales como el home banking y a las aplicaciones para dispositivos móviles registraron aumentos de accesos y descargas.

En la Red Link, las operaciones a través de móviles, que antes de la pandemia no llegaban al 15% de las transacciones, ahora son el origen del 35% del total. Por su parte las entidades también manifestaron haber tenido alzas inéditas de accesos a sus aplicaciones de home banking respecto a los niveles de adopción a banca digital pre-pandemia.

La Cuenta DNI es la más usada por las personas para cobrar el IFE.

Si bien en el sector financiero creen que, pasado el período de distanciamiento, habrá una caída en las transacciones digitales, las expectativas son que se mantengan en niveles altos y crezcan aún más.

Al respecto, Silvia Carusso, Responsable del producto Cuenta DNI del Banco Provincia, sostiene que “gracias a Cuenta DNI y la apertura de la misma para el cobro del IFE, se logró un gran avance en la inclusión financiera. Luego de la pandemia seguiremos asistiendo a este sector de la población que se encontraba desatendido y ahora ya es cliente de nuestro Banco. Nos enfocaremos en brindarle más herramientas y colaborar para gestionar sus finanzas, utilizar productos financieros y la realización de sus operaciones bancarias a través de canales digitales”.

Carusso asegura que “es fundamental hacer foco en la educación financiera y trabajar fuertemente en modificar sus hábitos basados en la utilización de efectivo y la realización de trámites en forma presencial debido al desconocimiento o temor a la tecnología” y finalmente concluye: “Nos espera como sociedad un gran reto cultural que ya estamos transitando y en el que seguiremos avanzando juntos”.

La bancarización
en el mundo

La digitalización de las entidades marcaba una tendencia a la reducción de la cantidad de personas sin cuenta bancaria. Para 2019 la tasa en el mundo se redujo de 39 a 33%.
En efecto, según el Banco Mundial, ese año Argentina registró una tasa del 52% de gente sin cuenta y quedó muy relegada frente a Chile (donde sólo el 26% está excluido), Brasil (30%) y Uruguay (36%), y superada también por Bolivia (49%). Entre los limítrofes, sólo Paraguay quedó peor ubicado (69%).


TAGS •

Covid-19, pandemia, IFE, Cuenta DNI, bancarización, Cajas de ahorro,
Vorknews Sistema para diarios online