“Lo que planteamos en el libro es que del total de emisiones de gases de efecto invernadero, el 50% de la población mundial con menores ingresos es responsable del 10% de ese total de emisiones. Hilando más fino: el 30% de la población mundial de mayor nivel de consumo, explica el 80% del cambio climático, es decir, de las emisiones de gases de efecto invernadero”, comenta el autor en diálogo con RePro Digital.

Poniéndolo en datos, el Dr. Fazio reporta que el 5 de septiembre de 2020 había un nivel de 411,59 partes por millón (ppm) de emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera. El 5 de septiembre de 2019, ese nivel era de 408,82 ppm; y el 5 de septiembre de 2010 era de 387,59 ppm. Es decir, que sigue aumentando el nivel de dióxido de carbono, o de gases de efecto invernadero en la atmósfera, que es lo que explica el calentamiento global del planeta.

Mucho se ha escrito sobre cambio climático. Quizás más sobre economía. Sin dudas, también sobre desigualdad. ¿Pero sobre los tres temas al mismo tiempo? Si, y el autor es un  Licenciado en Economía y Doctor en Filosofía llamado Horacio Fazio.

El libro “Cambio climático, economía y desigualdad. Los límites del crecimiento en el siglo XXI” es una producción del Dr. Fazio junto con la Editorial Universitaria de Buenos Aires (EUDEBA) que se editó en 2018 y se puede comprar acá.

“Lo que planteamos en el libro es que del total de emisiones de gases de efecto invernadero, el 50% de la población mundial con menores ingresos es responsable del 10% de ese total de emisiones. Hilando más fino: el 30% de la población mundial de mayor nivel de consumo, explica el 80% del cambio climático, es decir, de las emisiones de gases de efecto invernadero”, comenta el autor en diálogo con RePro Digital.

Poniéndolo en cifras, el 5 de septiembre de 2020 había un nivel de 411,59 partes por millón (ppm) de emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera. El 5 de septiembre de 2019, ese nivel era de 408,82 ppm; y el 5 de septiembre de 2010 era de 387,59 ppm. Es decir, que sigue aumentando el nivel de dióxido de carbono, o de gases de efecto invernadero en la atmósfera, que es lo que explica el calentamiento global del planeta.

El colega explica que según estimaciones de especialistas normalmente a mediados de un año calendario, la huella ecológica de la humanidad en su conjunto cubre la capacidad que tiene el planeta de otorgar recursos naturales. “Necesitamos un planeta y medio para satisfacer los bienes que requiere nuestra huella ecológica como humanidad”, puntualiza el Dr. Fazio y continúa: “El 29 de julio de 2019 ya se había llegado al límite del consumo de materias primas que necesitaba el planeta para poder regenerarse”.

 

Consumo responsable

“No nos interesa analizar el problema de la desigualdad por el nivel de ingresos o el nivel de patrimonio. Nos interesa analizar la cantidad y la calidad del consumo que tenemos”, determina el autor en otro pasaje de la entrevista. Lo que ejemplifica con natural sutileza es que, por ejemplo, una persona como Bill Gates, de los más ricos del mundo, no necesariamente tiene que tener un estándar de consumo que atente contra el desarrollo del planeta al mismo nivel que una persona de clase media o media alta que tiene varios autos, o cambia el celular una vez por año o se compra la última prenda de ropa que está a la moda. Lo que explica el libro es que si bien el sector de la población con mayor acceso al consumo de bienes y servicios, potencialmente será más responsable de la emanación de gases de efecto invernadero, las pautas de consumo pueden variar de un punto del planeta a otro, de un país a otro y hasta de un momento del año a otro.

“No se trata de ser una secta o de consumir como un monje tibetano. Se trata de tener en cuenta muchos de los gastos de los cuales no somos conscientes, que son innecesarios y que están generalizados”, puntualiza Horacio Fazio.

 

Pandemia, baja en el consumo y momento histórico

En el mundo hay distintos niveles de cuarentena. Algunos países optaron cerrar sus puertas desde temprano e ir graduando las aperturas en base a los casos teniendo como prioridad el buen funcionamiento del sistema de salud. Otros, en cambio, especularon con los niveles de contagio priorizando la actividad económica. De cualquier manera, la economía mundial se verá resentida en 2021 y son mayoría los países que, en el mejor de los casos, esperan no retroceder demasiado en sus índices.

Esta realidad es consecuencia de una baja considerable del consumo que, suponemos, repercutirá en menor cantidad de emisión de gases de efecto invernadero. Sobre esto le preguntamos al autor del libro que hoy presentamos y su respuesta es esclarecedora: “Por el coronavirus, en lo que va del año, se redujo aproximadamente un 10% la huella ecológica de la humanidad como índice representativo de los recursos que requerimos del planeta para satisfacer el consumo de bienes. Creo que estamos hasta una oportunidad histórica para reflexionar sobre algunas cuestiones que en una vida normal probablemente no hubiésemos tenido oportunidad de pensar”.

Cuando los problemas son a futuro, cree el autor, privilegiamos el presente. “Al futuro se lo subestima. Creemos que nunca vamos a estar vivos para ese entonces. El tema de fondo para abordar el cambio climático como principal problema que hoy enfrenta la humanidad, más allá de lo circunstancial de la pandemia, es un problema moral, de valores, de educación”, reflexiona el Dr. Horacio Fazio y finaliza “si no cambiamos nuestra escala de valores, mal vamos a poder cambiar el mundo”.

Una minoría selecta con pautas de consumo irresponsables es el sector social que mayor daño causa al ambiente

TAGS •

cuarentena, pandemia, Cambio climático, efecto invernadero, Horacio Fazio,
Vorknews Sistema para diarios online