ARTÍCULO PUBLICADO EL jueves 08 de julio
Edición N. 122 - Julio / Agosto 2021

REALIDAD PROFESIONAL

En primer lugar, el consumidor digital se caracteriza por tener un papel activo.

Conocer los nuevos hábitos de consumo es una pieza clave en el camino hacia el éxito de emprendedores y empresas. Actualmente, el mercado está atravesado por el mundo digital y casi la totalidad de los consumidores incursiona en ese entorno para efectuar sus compras.

Pero, qué características tienen este tipo de compradores, cómo se comportan en los procesos de compra. Conocer esta información permite sentar objetivos y planificar estrategias para adaptarse a los nuevos requerimientos y tendencias, y así crecer en el mercado y estar a la altura de los nuevos desafíos.

 

El cliente siempre tiene la razón

Si el objetivo es aumentar las ventas, una de las claves fundamentales es conocer a las audiencias: cómo están conformadas, sus características y sus hábitos. En primer lugar, el consumidor digital se caracteriza por tener un papel activo, son ellos mismos quienes inician los procesos de búsqueda y de compra. No perder de vista este punto es clave.

De la mano de este protagonismo, viene también la inmediatez, ya que los consumidores digitales se definen no solo por esperar rapidez en las respuestas a sus consultas sino también en la entrega de su compra. Es decir, reclaman agilidad y efectividad en los procesos.

Otra arista importante, es la conexión con estas audiencias. Se tienen que trazar estrategias de alcance en función de generar afinidad y relevancia en ellas. En el entorno digital, la publicidad realizada a través de la microsegmentación y dirigida específicamente a una audiencia determinada, debe ser prioridad.

Además, los consumidores digitales no quedan atrapados por mensajes generales, y ocurre de igual manera con las experiencias de compra a través de páginas webs o plataformas de venta, en vez de ello reclaman facilidad y personalización en el proceso. 

Por último, la aparición de estos nuevos hábitos de consumo no implica dejar de pensar en las tiendas físicas, ya que las mismas siguen guardando un alto potencial porque representan la tangibilidad de la relación entre los compradores y las marcas. Las últimas tendencias en referencia a este punto son las denominadas flagships, utilizadas por las grandes marcas y definidas bajo el objetivo de imponer y reforzar la identidad y los valores de la misma, brindando una experiencia de compra única con la idea de fidelizar al máximo a sus consumidores.

Los consumidores digitales no quedan atrapados por mensajes generales, y ocurre de igual manera con las experiencias de compra.

Desafíos para las empresas

Para algunas empresas y emprendedores adaptarse a estos nuevos hábitos de consumo implica todo un reto. Es necesario tener presentes las características enumeradas anteriormente para trazar objetivos que funcionen, pero sobre todo saber que la clientela adquiere en este contexto más poder que nunca, por lo que debe estar en el centro de todas las estrategias.

La clientela adquiere en este contexto más poder que nunca, por lo que debe estar en el centro de todas las estrategias.

La adaptación al entorno digital es el principal desafío, empezando por el profundo conocimiento de las audiencias destinatarias, siguiendo por sostener la presencia en plataformas digitales y en redes sociales, continuando con la optimización de los canales de atención y utilizando una planificación estratégica de los procesos.

 

El entorno digital permite que todos estos nuevos hábitos proliferen y se refuercen cada vez más, a la vez que facilita los procesos pero no deja de imponer el reto de estar siempre a la altura de lo que la clientela quiere y demanda.

 

Por lo que a empresas y emprendedores no les queda más remedio que sumergirse en el entorno digital, estudiar las nuevas tendencias de consumo, nutrirse de las herramientas que brindan las plataformas digitales, aplicaciones y redes sociales, y nunca perder de vista el papel de la planificación estratégica.

DESAFÍOS
PARA EMPRENDEDORES
Y EMPRESAS

1) Conocer hábitos y demandas del consumidor digital.
2) Lograr presencia en el entorno digital.
3) Adaptarse y generar procesos que respondan a las características y demandas del consumidor digital. 


TAGS •

consumo, emprendedores, empresa, consumidor digital, mercado,
Vorknews Sistema para diarios online