Desde la ciudad conocida por sus sierras, en el centro de la Provincia de Buenos Aires, el Dr. Alfredo Rébori cumple en la actualidad con su cuarto mandato como Decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNICEN. Nacido en el mismo Tandil, el Dr. Rébori reúne un amplio historial académico y profesional: es contador público, Licenciado en Administración, docente, investigador de categoría uno en el área de dirección estratégica de negocios y Doctor en Ciencias Económicas.

Desde la ciudad conocida por sus sierras, en el centro de la Provincia de Buenos Aires, el Dr. Alfredo Rébori cumple en la actualidad con su cuarto mandato como Decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNICEN. Nacido en el mismo Tandil, el Dr. Rébori reúne un amplio historial académico y profesional: es contador público, Licenciado en Administración, docente, investigador de categoría uno en el área de dirección estratégica de negocios, y Doctor en Ciencias Económicas.

Él mismo confirma que la elección entre el ejercicio profesional y la carrera académica, fue algo difícil de concretar, pero tras 8 años de trabajo en su propio estudio, tomó la decisión. Luego de recibido de sus dos carreras de grado, llegó un punto de inflexión en su vida profesional al iniciar el Doctorado en Ciencias Económicas, cuestión que comenzó a delinear su camino hacia el Decanato: “Empecé a tener vocación por la investigación y las cuestiones más académicas ya siendo joven”, comenta Alfredo.

Siendo docente, fue invitado para llevar adelante la Secretaría de Investigación y Posgrado, desde la cual inició sus primeros años de gestión. Luego de su paso por esa dependencia, fue convocado para ser vicedecano y tras su tercer mandato en ese puesto, el Dr. Rébori empezó a considerar la idea del decanato: “Porque obviamente el que fija la impronta en nuestra cultura organizacional es el decano. Entonces en esos años que fui vice, empecé a ver cosas que yo quisiera hacer diferentes, a visualizar oportunidades que se podían aprovechar y finalmente trabajé para serlo, tratando de posicionarse y luego debí legitimarme”.

Dr. Alfredo Rébori, Decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNICEN.

Claves para la gestión

Consultado por cómo define la tarea de ser Decano, el Dr. Rébori es muy claro: “Fijar el rumbo”, dice contundente y agrega: “Hay que dedicar un punto importante a fijar qué posición quiere tener la Facultad a futuro o cuál es su propósito”. A este primer punto, le suma una segunda gran labor, el formar un equipo: “Un equipo solvente y con confianza para poder delegar. Tiene que tener capacidad para internalizar el gran objetivo, y ahí el decano se puede dedicar a ir realizando el propósito”. Y, finalmente, el Dr. Rébori agrega una tercera misión, la de liderar: “Conversar con la gente, persuadir, transmitir, escuchar”.

“Con ese trípode uno puede lograr resultados. Hay que ser muy paciente, mi filosofía de gestión es no hay que llevar las cosas a los empujones sino con la persuasión pero también hay que ser firme cuando hay que tomar decisiones. Hay que tener mucha persuasión pero determinada firmeza”.

El Dr. Rébori menciona que le gusta ocupar el puesto “para lograr resultados colectivos, que es un gran desafío”. Afirma que como si de intuición se tratara, surgió en él la vocación para gestionar: “En estos cargos hay un porcentaje de política y de gestión, siempre tuve 70 de gestión y 30 de política. Mi vocación era lograr cosas, el éxito de uno también lo ve plasmado en un resultado, lo que se propuso, y eso es muy satisfactorio cuando a uno le gusta lo que hace”.

Empecé a tener vocación por la investigación y las cuestiones más académicas ya siendo joven.
Hay que dedicar un punto importante a fijar qué posición quiere tener la Facultad a futuro o cuál es su propósito.

La Facultad

A 7 kilómetros del centro de Tandil, en una superficie de 53 hectáreas, se encuentra el campus universitario de la UNICEN en donde la Facultad de Ciencias Económicas tiene su sede, junto a las Facultades de Ciencias Exactas, Veterinaria y Humanas, y a laboratorios e institutos de investigación, dependencias académicas y también administrativas.

La casa de estudios bajo el mando del Dr. Rébori, cuenta con ofertas de pregrado, grado, posgrado y diplomaturas. Posee una matrícula de 2 mil estudiantes, con más de 3 mil graduados. Se matriculan aproximadamente 300 estudiantes por año, de los cuales un 60% pertenecen a la carrera de Contador Público, y los porcentajes restantes se reparten en las demás propuestas, la Licenciatura en Administración y la Licenciatura en Economía Empresarial. 

El pilar fundamental en esta organización, según el Dr. Rébori es la comunidad académica: “Hay una comunidad académica que está mayoritariamente alineada con el propósito de calidad, el mejoramiento continuo, de que hay que aportar, de saber a donde será el aporte”, menciona. A su vez, Alfredo afirma que desde la gestión siempre están atentos a escuchar a los estudiantes, grupo al que reconoce con un sustantivo peso político.

“La planta docente es el corazón del sistema, después tenemos lo intangible: ese pegamento invisible de los docentes, los no docentes y el equipo de gestión, que se alinean rápidamente a objetivos”.

En referencia a su inserción dentro de la comunidad, la Facultad de Económicas está fuertemente vinculada con organizaciones empresarias como no empresarias de Tandil y de sus alrededores. Sobre eso, el Dr. Rébori afirma: “nuestra política es transferir en lo que tenemos expertis y no meternos en campos ajenos ni donde no tenemos dominio. La política de extensión y transferencia es con capacidades: de recursos humanos, tecnología, etc., no somos intermediarios”.

  • El Dr. Rébori con su perro Balto.
  • El Dr. Rébori bebiendo un café en Irlanda.

Sobre los futuros profesionales

Para el Dr. Rébori lo fundamental en la formación de los futuros profesionales en ciencias económicas radica en las habilidades técnicas que la Facultad intenta transmitir a través de los planes de estudio. “Lo que se busca es que tenga las capacidades técnicas que demanda esa profesión, para eso nuestros planes de estudio se han conformado alrededor de lo que se hace en Argentina pero también en otros países”, menciona Alfredo.

Se suma además la intención de preparar a los estudiantes en habilidades no técnicas, como la capacidad de comunicación, de identificar un problema, de diagnosticarlo, etc., las que según el Dr. Rébori muchas veces son difíciles de enseñar: “Ahí son muy importantes las prácticas en las empresas y organizaciones. El alumno fortalece esas habilidades, conoce lo que es el ambiente empresarial, los problemas de comunicación, el uso de dispositivos tecnológicos. El profesional no se termina de formar, en la Facultad se siembra lo principal y después sigue su formación y su experiencia”

Con motivo de fortalecer de manera integral estas capacidades, el Dr. Rébori menciona que la Facultad implementó las Actividades de Libre Elección, que surgen de los planes de estudio y que son un requisito obligatorio para la obtención del título de grado. Se trata de un sistema que otorga créditos según el estudiante participe en actividades académicas y profesionales, internas y externas, relacionadas con su carrera. “Creemos que con eso aportamos un granito de arena en las habilidades no técnicas de nuestros estudiantes”, menciona Alfredo.

 

Además de ser decano

El Dr. Rébori en sus tiempos libres se saca los zapatos de decano y se calza las zapatillas deportivas: “Por más que llueva, truene o haya sol, salgo a caminar todos los días con Balto, mi perro labrador”, cuenta. Disfruta también de escuchar música, sobre todo jazz, compartir horas con sus hijos, sus amigos y familia.

Su bebida favorita es el café y afirma que otra de sus distensiones son los viajes. Ha tenido oportunidad de viajar por el mundo y de visitar varios lugares, por ocio y por trabajo, y confiesa que le gusta ir dos veces a un mismo lugar para poder conocerlo mejor.  


TAGS •

Tandil, UNICEN, decano, económicas, facultad, fce, Alfredo Rébori,
Vorknews Sistema para diarios online