El autor describe el presente de la profesión contable, analiza el impacto de la pandemia de Covid-19 y propone una serie de cambios a adoptar para que los tradicionales estudios contables -con altos costos fijos e imposibilitados de ofrecer nuevos servicios con alto valor agregado-, se sumen al concepto de consultoría de negocios con oficinas digitales con una nueva oferta de servicios entre los que se debe contar el asesoramiento estratégico que permite brindarle a los clientes una visión integral de su negocio.

ARTÍCULO PUBLICADO EL viernes 10 de junio
Edición N. 127 - Mayo / Junio 2022

NOTAS DE AUTOR

Dr. Diego G. Marasca Dr. Diego G. Marasca Contador Público

El enfoque tradicional de los estudios contables

El enfoque tradicional de los estudios contables, visto únicamente como profesionales especialistas en cuestiones contables, tributarias y previsionales; se presenta como una solución limitada frente a los ojos de los clientes en la actualidad.

Hoy en día, no solo se debe resolver las problemáticas “tradicionales” de negocios, sino que también se debe hacer frente a los continuos avatares propios de la vorágine y dinámica de la micro y macroeconomía argentina que generan la demanda de un servicio de asesoramiento con visión estratégica a nivel empresarial.

La Pandemia por Covid-19 trajo un nuevo y marcado impulso en la interacción digital tanto a nivel personal como de negocios y agregó una necesidad de inmediatez a todo el quehacer profesional.

Los clientes demandan los servicios tradicionales y esperan una respuesta profesional con la velocidad en la que hoy se envía un mensaje de WhatsApp. La agenda profesional se encuentra repartida entre la clásica agenda de papel, cientos de emails en la bandeja de entrada e innumerables mensajes de WhatsApp, Messenger, LinkedIn, entre otros.

El día a día laboral, se parece a una esquina congestionada de tránsito donde el semáforo es el profesional intentando asignar prioridades a una dinámica de trabajo cada vez más exigente en cuanto a calidad, cantidad y velocidad de respuesta.

Y a esta realidad, hay que sumar la constante desvalorización del poder adquisitivo de nuestra moneda que erosiona mes a mes la facturación y obliga a los estudios contables a negociar y renegociar de forma continua los honorarios profesionales con sus respectivos clientes.

En este escenario, el enfoque tradicional de estudio contable pensado como una oficina administrativa con personal, puestos de trabajo, impresoras, archivos y línea de teléfono fijo, concentrando su oferta de servicios en los servicios tradicionales; se presenta como un modelo de trabajo que poco a poco deja de ser sustentable por el incremento de los costos fijos y la imposibilidad de ofrecer nuevos servicios con alto valor agregado.

 

El proceso de cambio de los estudios contables

Las reuniones presenciales dan paso a las reuniones virtuales. Los llamados de teléfono a la secretaria se transformaron en mensajes de texto, audio y/o videos de WhatsApp. El email parece quedar asociado a una instancia más “formal” de trabajo. La forma de vestir de los profesionales de “saco, corbata y zapatos” se descontractura y toma la forma de “jean, remera y zapatillas”. La firma holográfica da paso a la firma digital. La legalización de informes en los consejos profesionales en donde el cadete iba en forma presencial a realizar el trámite se transforma en la legalización digital de documentos. Las jornadas de capacitación son hoy reuniones por Google Meet, Zoom y/o Teams. La documentación en papel cede frente a la foto o archivo en formato PDF. Los textos profesionales y publicaciones impresas quedan fuera de vigencia rápidamente y resultan poco prácticos frente a las bases digitales de información profesional como Thomson Reuters, La Ley, Onvio, etc. La agenda de papel se transforma en la agenda de Google Calendar o Microsoft Outlook.

La Pandemia por Covid-19 trajo un nuevo y marcado impulso en la interacción digital tanto a nivel personal como de negocios y agregó una necesidad de inmediatez a todo el quehacer profesional.

En este contexto, los Estudios Contables están evolucionando hacia el concepto de consultores de negocio en oficinas digitales. En este nuevo enfoque, los contadores se presentan como consultores digitales integrales, sumando a su “expertise” tradicional de contabilidad, auditoria, impuestos y previsional; el asesoramiento estratégico que permite brindarle a los clientes asesoramiento con una visión integral de su negocio.

Servicios como contabilidad de gestión, planificación tributaria, consultoría previsional, así como servicios complementarios en áreas como mejora de procesos administrativos, control interno, prevención del lavado de activos, implementación de sistemas, entre otros, generan una nueva oferta de servicios con alto valor agregado acorde a los tiempos que corren.

  • El home working convivirá con la instancia personal en las oficinas para sociabilizar con colaboradores.
  • Los escritorios repletos de papeles quedaron atrás gracias a la digitalización.

Hacia un nuevo enfoque sustentable, digital y rentable

El nuevo paradigma que atraviesa la profesión requiere un proceso de adaptación, lo cual, supone adoptar los siguientes cambios:

  • La incorporación de nuevas habilidades tecnológicas de comunicación sumadas al expertise tradicional.
  • La interacción digital con los clientes sumada a la interacción personal para aquellas instancias particulares que así lo requieran.
  • La implementación del home working conviviendo de forma paralela con la instancia de interacción personal en las oficinas del estudio para sociabilizar con colaboradores.
  • La capacitación profesional en jornadas digitales además de las capacitaciones presenciales que permiten relacionarse con colegas.
  • La despapelización de los Estudios Contables en pos de la digitalización de sus papeles de trabajo.
  • El control de las horas profesionales asignadas a las órdenes de trabajo para maximizar la rentabilidad en el actual contexto inflacionario.
  • La adecuación de los flujos de trabajo dentro del estudio que contemplan el trabajo profesional compartido con los colaboradores de forma on-line.
  • La automatización de tareas repetitivas tales como liquidaciones, planificación de vencimientos y carga de tiempos a través de software y/o aplicaciones.
  • La integración de nuevos servicios a los servicios tradicionales.

A partir de la adopción de estos cambios, los estudios contables pueden transformar su modelo de negocio de estudios tradicionales en un modelo de negocio con base en la incorporación de tecnología para reducir sus costos fijos e incrementar su oferta de servicios estratégicos como estudios profesionales digitales, sustentables y rentables.

El enfoque tradicional de estudio contable (…) se presenta como un modelo de trabajo que poco a poco deja de ser sustentable por el incremento de los costos fijos y la imposibilidad de ofrecer nuevos servicios con alto valor agregado.

Los contenidos que se publican son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no expresan necesariamente el pensamiento de los editores.


TAGS •

Argentina, Estudios contables, Pandemia, honorarios, virtualidad, dinámica, inmediatez, valor agregado, nuevos servicios,
Vorknews Sistema para diarios online