Las Fiestas de fin de año y el Día de Reyes son fechas clave para la industria del juguete protagonizada por empresas bonaerenses. Con un consumo interno estancado e invadido por actores internacionales, el sector se propuso hacer crecer las exportaciones que desde hace años implican menos del 5% de las ventas totales, para llevarlas hasta alcanzar el 30% de la facturación.

“Hoy estamos en porcentajes muy bajos, entre un 2 y 5% según el año; por los distintos cambios desfavorables que tenemos se caen las operaciones, se pierden mercados al no poder mantener los precios de venta a nuestros clientes y es difícil recuperarlos”, subraya en diálogo con RePro el Lic. Daniel Dimare, Director de Marketing y Relaciones Institucionales de la fábrica de juguetes Rasti (Ex Dimare) que elabora productos de las marcas Rasti, Blocky, Bimbi y Armatron, entre otras.

La década del 80 es recordada con nostalgia por las fábricas del sector. Por aquellos años “un 30% de la producción se exportaba”, rememora Dimare, y detalla que entre los destinos de los productos de la industria se encontraban países como México, Sudáfrica, Israel, Marruecos, países de Latinoamérica y también Estados Unidos e Inglaterra, con altas exigencias de calidad.

Lic. Daniel Dimare, Director de Marketing y Relaciones Institucionales de la fábrica de juguetes Rasti.

En la década de los 90 las fábricas se cerraron. Las políticas de la época golpearon muy fuerte al sector y la única manera que las empresas tuvieron de sobrevivir fue la de dejar de fabricar para convertirse en importadoras de juguetes chinos. “La apertura económica que siguió hasta 2001 nos convirtió en importadores”, explica el profesional ilustrando una situación que afectó notablemente a la industria.

El Licenciado en Administración, con Postgrado en Planeamiento y Administración Estratégica y Postgrado en Marketing, relata que “la fabricación se retomó a partir de 2002 y desde 2006, con la compra de la marca RASTI, se recuperaron las exportaciones hasta alcanzar entre 2010 y 2014 un 16% del total producido”. Desde entonces el contexto fue desfavorable y los números volvieron a caer.

 

A la casa de consumidores locales

La caída de los mercados internacionales en los últimos cinco años obligó a las empresas a buscar consumidores exclusivamente en el mercado local. El consumo de juguetes en el mercado interno llegó a representar el 99,5% de las ventas para las fábricas nacionales.

Sin embargo, ubicar la producción en el mercado local es cada vez más difícil ante el crecimiento de las importaciones. Desde 2015 la participación de la producción argentina en el mercado interno perdió 20 puntos, disminuyendo del 50% a 30% en 2020. Se pasó de un grupo de 23 importadores a 548, con una gran cantidad de comercio desleal, contrabando y casos de dumping.

El cóctel de recesión con inflación, altas tasas de interés y crecimiento de las importaciones explica que una de cada diez fábricas de juguetes cerró o suspendió operaciones entre 2018 y 2019; y las que sobrevivieron quedaron con una alta capacidad ociosa que en algunos casos supera el 40%.

El sector se propuso hacer crecer las exportaciones que desde hace años implican menos del 5% de las ventas totales.

Exportar para recuperar el crecimiento

Los especialistas consideran que por la diferenciación en diseño y calidad de los juguetes argentinos se podrían recuperar mercados internacionales. Pero las asociaciones sostienen que se necesitan políticas de largo plazo y tasas de interés competitivas para aumentar el volumen de producción y el empleo.

“Hay muchos vaivenes que nos perjudican. Para poder exportar necesitamos que los costos en dólares de una serie de componentes como los plásticos, las cartulinas y motorcitos, etc., no aumenten en dólares porque nos vemos obligados a aumentar nuestros precios de venta y en el exterior no están acostumbrados a que China -responsable de la fabricación del 85% de los juguetes del mundo- u otro país aumente los costos; al contrario, suelen bajar”, explica Daniel Dimare y agrega: “Cuando les decimos que en el próximo embarque aumentamos los precios, no lo entienden”.

Las exportaciones se destinan principalmente a Latinoamérica mientras se intentan recuperar mercados europeos.

Según un informe de 2019 del Ministerio de Producción y Trabajo, el sector emplea a más de 3.000 trabajadores en las fábricas de juguetes y a otros 7.000 en las empresas vinculadas.

En la última década cayó más de un 50% la cantidad de exportadores y muchas operaciones pasaron a manos de empresas de logística de comercio exterior. Atrás quedaron los US$25,9 millones en concepto de exportaciones que se alcanzaron en 2007 y marcaron un record para el sector.

Para apuntalar el mercado local y recuperar el objetivo del 50% de la participación se llevan a cabo iniciativas como la celebración de “La noche de las jugueterías” (cada 14 de diciembre) y la incorporación de los juguetes en el programa Ahora 12. Para favorecer el desarrollo de exportaciones se impulsa la eliminación de derechos de exportación a los bienes industriales y líneas de crédito productivas.

“Es importante mantener una inflación coherente y un tipo de cambio estable y competitivo”, aporta Dimare y suma: “La situación actual hace difícil poder trabajar y cubrir los costos como uno quisiera”.

En la década de los 90 la única manera que las empresas tuvieron de sobrevivir fue la de dejar de fabricar para convertirse en importadoras de juguetes chinos.

Perspectivas para el sector

Con diseñadores industriales en condiciones de idear productos diferenciados y de calidad, se espera que la oferta de créditos blandos haga que las fábricas reconviertan sus plantas productivas incorporando maquinaria de última generación y tecnología para automatizar procesos, reducir costos y prepararse para aumentar las exportaciones apostando a la especialización.

En un mercado dominado por la producción china (45% de las exportaciones mundiales) y con el encarecimiento de los fletes debido a la pandemia, hay actualmente oportunidades de aumentar exportaciones de juguetes a mercados de la región. “Hoy principalmente se exportan productos de la línea RASTI y BLOCKY a Brasil, Chile, Paraguay, Uruguay y Bolivia. También se exportan equipamientos de robótica a Ecuador y Colombia”, explica el Licenciado Dimare pero aclara que “por la pandemia perdimos el mercado de Uruguay y Perú”.

En América Latina el principal exportador es México (8vo. a nivel mundial); Argentina aparece recién luego de Chile, Colombia, Brasil y Perú. Los juegos de casino y tragamonedas son los principales productos exportados, principalmente a Estados Unidos.

Para gestionar las exportaciones algunas fábricas cuentan con personal propio especializado en el comercio exterior y otras tercerizan ese servicio. También echan mano a los servicios que brinda la ex Fundación Exportar que ayuda a generar contactos en el exterior y organiza viajes de negocios.

“Las giras de negocios son una herramienta muy eficaz. El del juguete no es un mercado con muchos actores en el mundo, por lo que es importante que la Fundación genere los contactos con potenciales importadores y la agenda para que las empresas podamos viajar”, asegura Daniel Dimare y detalla que también se organizan rondas de negocios inversas, que es cuando traen a potenciales clientes a nuestro país.

“Vislumbro que tenemos productos con diseño y calidad para exportar. Hay mercados potenciales para los productos de robótica. Muchos países la están incluyendo en la currícola escolar como materia obligatoria”, señala el profesional a cargo del marketing y las relaciones institucionales de una de las empresas referentes del sector en Argentina. “Si las condiciones económicas dentro del país facilitan la exportación vendrán años de mucho crecimiento”, analiza el Licenciado Dimare y concluye: “En el mundo hay pocos países que fabrican juguetes; tenemos potencial para exportar, solo faltan algunos ajustes de nuestra economía”.

Desde 2015 la participación de la producción argentina en el mercado interno perdió 20 puntos, disminuyendo del 50% a 30% en 2020.

TAGS •

Argentina, Exportaciones, Industria, Juguetes, Rasti, Daniel Dimare,
Vorknews Sistema para diarios online