Luego de su paso por el decanato de la Facultad de Ciencias Económicas y por la Vicepresidencia del Área Académica de la Universidad Nacional de La Plata, el Dr. Martín López Armengol fue electo por una amplia mayoría en la Asamblea Universitaria para ejercer la máxima responsabilidad: la Presidencia. Perspectivas de un profesional apasionado por la docencia y la gestión que guiará los destinos de uno de los actores sociales más importantes de la región, comprometido con el contexto.

“Es un orgullo estar en la presidencia de la Universidad Nacional de La Plata”, confirma el Dr. Martín López Armengol, elegido en la última Asamblea Universitaria por 262 de los 270 asambleístas. “Hay un primer desafío que es cubrir las expectativas que generó este proceso eleccionario en el que obtuvimos esta posibilidad de continuidad de nuestro equipo con una amplísima mayoría”, afirma el Dr. López Armengol y confirma: “Es un desafío estar a la altura de las circunstancias, encabezar el equipo de trabajo y dar respuesta a todos los asambleístas”. 

Pero no es el único. “El segundo desafío, por los tiempos de postpandemia que estamos viviendo, es asimilar la experiencia de estos dos tremendos años que pasamos en todos los aspectos de la vida. Vivimos un proceso de transformación no planificada, disruptiva, que consistió en pasar de una modalidad presencial -que está muy internacionalizada y que es la norma en nuestra actividad docente y administrativa- a una modalidad virtual. Hoy, si bien aún estamos con cuidados y preocupados por los efectos de la pandemia, tenemos en agenda estudiar cómo complementar la presencialidad con las herramientas tecnológicas”, asume el Dr. López Armengol.

Presencialidad conectada

“Asumimos como mensaje general que volvíamos a la presencialidad”, subraya el nuevo Presidente de la UNLP, pero aclara que luego de la experiencia vivida durante los años de aislamiento se trabaja en “acoplar la modalidad presencial que está en nuestro ADN, con la modalidad virtual que mejora el proceso de enseñanza y aprendizaje” y en lograr “que esta conectividad que tenemos en nuestra vida cotidiana esté presente en nuestro proceso educativo”.

A pesar de las dificultades que planteó la modalidad virtual, el Licenciado en Administración asegura que “en términos generales la cantidad de alumnos no se vio afectada durante los años de pandemia y con la vuelta a la presencialidad”. A raíz de que aquellos que tenían expectativas de seguir con una modalidad virtual se han visto afectados, muchas cátedras están desarrollando modalidades híbridas y se trabaja en “mantener herramientas tecnológicas para todos aquellos que ven en ellas la posibilidad de seguir vinculados a nuestros procesos educativos”.

El Dr. López Armengol, quien también es Consejero Provincial de nuestro Consejo Profesioanal, insistió en destacar el aporte de la presencialidad, “no solo por su importancia en el marco educativo sino en el ámbito de las relaciones humanas”, en referencia a ese gran mundo que es la Universidad que incluye lo que sucede en otros momentos de la vida en el aula, en los pasillos, la militancia estudiantil y el diálogo con los docentes. “Hay un montón de condimentos que ocurren dentro y fuera del aula, que no están directamente implicados en el proceso disciplinar, pero son también formativos y para mí son insustituibles”, indica el Presidente de la UNLP y concluye: “En aquellas partes en las que la tecnología pueda colaborar y complementar lo presencial, tiene que estar disponible para sostener a los alumnos y alumnas que vean en esta combinación una optimización de sus tiempos y economía”.

Hay dos cosas que son las que más me movilizan en la UNLP. Una es la docencia, la que ejerzo ininterrumpidamente desde 1992. Mi otra pasión es la gestión, la que elegí como carrera universitaria al cursar la licenciatura en administración.

Aulas sin paredes

En distintos fragmentos de la charla con RePro el Dr. López Armengol afirma que “la Universidad Nacional de La Plata es la universidad de la región”. No solo por sus instalaciones que ya están presentes en otros municipios vecinos como Ensenada y Berisso, sino especialmente por su tradición extensionista que la posiciona como un actor muy presente en su entorno.

“Esto es parte de nuestra finalidad que es la docencia, la investigación, la transferencia tecnológica, la investigación aplicada y la extensión universitaria; siempre con la idea de mantener muy altos estándares de excelencia académica no solo en el aula, sino también en los laboratorios de investigación y en el territorio a partir de los proyectos de extensión”, explicita el Presidente y agrega: “Se trata de una combinación de calidad y excelencia académica y el sentido de responsabilidad social, de actor socialmente responsable con capacidad para dar respuesta a los problemas sociales de la región que no son solo la academia y la investigación”.

En el año 2001 asumió como Secretario Académico en la Facultad de Ciencias Económicas, de la que luego fue Decano.

El Dr. López Armengol precisa que “la UNLP ha demostrado que puede satisfacer ambas aristas, por un lado la excelencia académica y por el otro ser un actor socialmente responsable”. En ese sentido especifica que “hoy la sociedad requiere de nuestra UNLP respuestas en todas sus áreas estratégicas; está esperando esa presencia de la UNLP en aquellos sectores vulnerables que hoy ya ven a la Universidad como un actor partícipe. Ya no es la Universidad saliendo al contexto, sino articulando directamente con la sociedad”.

Al respecto, el Presidente de la UNLP asegura que “se está dando en la tecla con todos los proyectos y emprendimientos de la Universidad que tienen como objetivo de alguna manera asistir o buscarle una solución a los problemas más urgentes que hoy tiene nuestro necesitado país” y enumera: “en temas alimenticios, con la fábrica de alimentos; en temas habitacionales, con la fábrica de viviendas sociales; en temas de matriz energética, con la fábrica de celdas para baterías de litio; en tema de medicamentos y fabricación de vacunas, con lo importante que es ser soberanos en ese sentido”.

 

La demanda de nuevos conocimientos

Si bien se mantiene alta la matrícula de las carreras tradicionales, se registra un constante crecimiento de las carreras vinculadas a las ciencias de la información. “Hay una reconfiguración de nuestra economía a partir de la economía del conocimiento, la informática y las nuevas tecnologías y estamos dando respuestas en función de ver hacia donde está evolucionando el mundo”, sostiene el Dr. López Armengol e informa: “Nuestra Facultad de Informática y la carrera de Ingeniería en Computación han visto crecer su matrícula; estas carreras empiezan a ser muy demandadas y estamos muy vinculados al polo informático que tiene la ciudad de La Plata”.

A lo dicho, el Licenciado en Administración suma que los posgrados tienen más flexibilidad a través de especializaciones y maestrías “con una oferta más actualizadas o incluso que se adelantan a tendencias del mercado laboral”.

La consideración de la UNLP en el país y el mundo

Nuestra Universidad ha sido siempre una referencia, desde el momento de su creación. Nació y creció junto con la ciudad de La Plata. Luego de su experiencia como universidad provincial, la UNLP fue nacionalizada en el año 1905 cuando solo existían la Universidad de Córdoba y la Universidad de Buenos Aires. Hoy es una de las tres universidades de referencia que tiene nuestro país.
A partir de la reforma de 1918, nuestra Universidad fue pionera en extender sus vínculos y actividades a nuestras universidades hermanas de Latinoamérica. Hoy la UNLP está entre las 15 mejores universidades de América del Sur y a nivel mundial los rankings la ubican entre las primeras 500 en relevamientos que superan los 5.000 centros de estudio evaluados.
Hay indicadores que para nosotros son muy importante. En Latinoamérica, nuestra universidad es la que más citas de investigadores tiene lo que significa generación de conocimiento útil.
Siempre se encuentran en el mundo graduados de nuestra Universidad que se destacan.

Asumimos como mensaje general que volvíamos a la presencialidad. Pero es importante mantener las herramientas tecnológicas para todos aquellos que ven en ellas la posibilidad de seguir vinculados a nuestros procesos educativos.

Indudablemente, por una cuestión de precedencia disciplinar y formativa, tengo mayor sensibilidad con todos los proyectos vinculados al emprendedurismo y a la transferencia de conocimiento al sector productivo, pero que también satisface la necesidad de las nuevas generaciones de tener su propio emprendimiento.

 

Un profesional a cargo de la gestión

El nuevo Presidente de la Universidad Nacional de La Plata es el primer Licenciado en Administración que alcanza el mayor cargo en el rectorado. Fue Secretario Académico, luego Vicedecano y Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y posteriormente Vicepresidente del área académica de la UNLP.

“Empecé desde muy chico y nunca me fui, desde 1985 hasta hoy sigo vinculado a la UNLP y llegar a la Presidencia es un honor y un gran compromiso por lo que significa la Universidad para la comunidad, por tratarse de una institución de referencia para la región”, reflexiona el Dr. Martín López Armengol y confiesa cuáles son las dos cosas que más lo movilizan de la UNLP: “Una es la docencia, la que ejerzo ininterrumpidamente desde 1992. Y mi otra pasión es la gestión, la que elegí como carrera universitaria al cursar la licenciatura en administración”.

En la última elección obtuvo el apoyo de 262 de los 270 asambleístas y conducirá la UNLP en el período 2022-2026.

El profesor López Armengol asegura que la docencia “es una de mis pasiones de vida. Me gusta dar clases, el contacto con los estudiantes, compartir conocimiento, aprender de ellos. Es el único ámbito en el que me abstraigo de todas las cuestiones personales, familiares, laborales y me concentro exclusivamente para eso y la paso muy bien”. Por otro lado afirma: “Me apasiona la gestión universitaria que es una especialidad porque las universidades, en especial las públicas, son instituciones complejas por su tamaño y diversidad, pero también por su cogobierno, su pluralidad”.

En la Universidad Nacional de La Plata, con sus 17 facultades y más 150 titulaciones, el Dr. Martín López Armengol encontró su segundo hogar: “Tengo la suerte de estar en una institución que me contiene en estas dos pasiones porque sigo dando clases y he podido ejercer la gestión en distintas posiciones, siempre con nuevos desafíos”, afirma y adiciona: “Me siento privilegiado por estar en una institución como la Universidad Nacional de La Plata”.

Al proyectar un balance de vida desde el futuro, con la simpleza de los seres seguros, confiesa que le gustaría ser recordado como un buen docente. “Es la pasión que me llena y me completa. Después de tantos años de docencia, el saludo que más me conmueve es el de un alumno que te recuerda. Y en la gestión, me gustaría que me recuerden como uno es, una persona comprometida con los desafíos que asume, que sabe escuchar y escucha más de lo que habla, y tiene la decisión de enfrentar procesos de cambio y de hacerlos bien, con inclusión, apostando por la diversidad; característica que en términos generales tenés que tener para gestionar una institución como la Universidad Nacional de La Plata para transformarla en lo que es, uno de los actores más importantes de nuestro contexto”.


TAGS •

UNLP, Universidad Nacional de La Plata, Facultad de Ciencias Económicas, Licenciado en Administración, Pandemia, responsabilidad social, Martín López Armengol, Presidencia, Rectorado, Gestión universitaria,
Vorknews Sistema para diarios online